Una apetecible mezcla de sabores, estos chilitos rellenos son perfectos para ver el partido del domingo
Redacción EC | 20 de mayo de 2013

Para 12 chiles

Ingredientes

• 2 cucharadas de miel

• 13 chiles jalapeños

• ½ libra de camarones, sin cáscara ni cola

• 4 cucharadas de queso crema para untar

• 1 cebolla morada

• 2 dientes de ajo

• 1 manojo de cilantro

• 1 jitomate

• 2 cucharadas de aceite de oliva

• ½ taza de vinagre de manzana

• 7 tazas de agua

• Sal y pimienta

• Hielo
Modo de preparación

Con un cuchillo pequeño y muy afilado, a cada chile le hace un corte pequeño horizontal cerca del rabo y un corte vertical, a lo largo formando una T. Abra el chile con cuidado procurando que no se rompa y con la punta del cuchillo o una cucharita, se le sacan todas las semillas y las venas. Enjuague cada chile ya desvenado para quitar las últimas semillas. En una sartén grande, ponga a hervir suficiente agua para cubrir todos los chiles, agregando 1 cucharadita de sal por cada 4 tazas de agua. Pruebe un chile; si nota que está muy picoso, añada una cucharadita de miel y ¼ de taza de vinagre al agua. Coloque los chiles en el sartén y deje que hiervan uno o dos minutos, cuidando que no se cuezan y que queden firmes y crujientes. Colóquelos en un baño de agua (aproximadamente 2 tazas) con hielos para detener la cocción y escúrralos.

Para el relleno de camarón:
Pique los camarones en pedacitos pequeños. Colóquelos en un recipiente mediano y déjelos a un lado. Pique los dientes de ajo, la cebolla, el cilantro y el jitomate. Ponga una cucharada de aceite de oliva en un sartén mediano y agregue ½ taza de cebolla y el ajo picado. Cuando la cebolla se ponga transparente, incorpore el tomate y los camarones. Tan pronto los camarones se pongan anaranjados, incorpore el cilantro y déjelo hervir. Añada la pimienta y sal al gusto. Cocine los camarones por unos cinco minutos más. Retírelos del fuego y déjelos enfriar un poco. Agregue el queso crema y revuelva bien. Precaliente el horno a 350°F y rellene los chiles en partes iguales con la mezcla. Hornee los chiles por 8 a 10 minutos para que se calienten y se doren un poco. Sáquelos del horno y deje que se enfríen un poco. Bañe cada chile con la vinagreta de miel y sirva.

Para la vinagreta de miel:
En una sartén, sofría con aceite de oliva la otra mitad de la cebolla hasta que se ponga transparente, agregue el vinagre restante, la miel restante y sal y pimienta al gusto. Agregue ¼ de taza de agua y deje la mezcla cocinar a fuego lento durante unos minutos hasta que la vinagreta espese. EC

Receta cortesía de la National Honey Board

Más artículos de interes