Redacción EC | 26 de enero de 2012

 

Una de las ventajas de las redes sociales es que los usuarios pueden subir fotos en tiempo real, con el propósito de compartir dichas imágenes. Esto se puede hacer a través de una computadora, un teléfono inteligente o una tableta electrónica.

 

Pero esta situación ha encendido los focos de alarma de las autoridades, que dicen que con esta acción se podría estar poniendo en riesgo la seguridad del usuario y la de su familia.

 

Hoy en día una fotografía digital puede revelar más que una imagen. Las fotos también contienen metadatos, o información que revela cuándo y dónde fue tomada la imagen, incluyendo las coordenadas de longitud y latitud. En otras palabras, al compartir una imagen en internet también podría estar compartiendo, sin saberlo, información sobre dónde vive y dónde trabaja.

 

“Incluso si no dice intencionalmente dónde está, las imágenes podrían revelarlo, y eso podría representar un potencial peligro para su seguridad” dijo Kevin Gutfleish, quien encabeza la Unidad de Inteligencia de Imágenes Inocentes de la división cibernética del FBI.

 

Los datos de ubicación geográfica pueden ser útiles para una gran variedad de aplicaciones en la web que identifican la ubicación de una imagen. Sin embargo, los datos también pueden ser utilizados por delincuentes como ladrones y depredadores sexuales.

 

“No es algo que especulamos que podría suceder. Es algo que sabemos que sucede”, dijo Gutfleish. “La manera en que las imágenes son publicadas en tiempo real permite que otros tengan acceso a los metadatos y que puedan ver dónde fueron tomadas las fotos y revelar su ubicación en ese momento”.

 

Algunos sitios de redes sociales quitan automáticamente los metadatos de las imágenes antes de que sean publicadas. Sin embargo, algunos utilizan estos datos para dar a conocer la información geográfica de la imagen.

 

El experto sugiere que los usuarios de aparatos móviles por lo menos revisen la configuración de estos programas en sus aparatos (buscar “options” o “settings” en inglés), así como revisar la configuración misma de los aparatos, para ver si están compartiendo información geográfica. En muchos casos, la configuración de fábrica es compartir información geográfica.

 

No dude en contactar al FBI o a las fuerzas del orden público de su localidad si desea reportar este tipo de delitos. EC

 

Información cortesía de Contenido Latino

SHARE

Más artículos de interes