De acuerdo a un informe, los hispanos se divierten menos de lo que quisieran en Estados Unidos, un país que les resulta menos afín a su cultura

Los consumidores en el país padecen de un déficit de diversión, y los hispanos no son la excepción. Según una nueva encuesta de Chase Freedom Unlimited Card, casi todos los hispanos encuestados (96%) creen que la diversión es importante en su día, mientras que alrededor de dos tercios (59%) dicen que se sienten limitados en su capacidad de vivir una vida divertida y feliz.

Solo cerca de la mitad (43%) dicen que se divierten lo suficiente, y más allá, 42% limitan su diversión intencionalmente.

Chase Freedom Unlimited, una tarjeta que se introdujo al mercado en marzo, ofrece una recompensa de reembolso en efectivo ilimitada de 1.5% en todas las compras —con la capacidad de redimir  los reembolsos en efectivo— en cualquier cantidad, en cualquier lugar.

La Dr. Emma Seppala, una experta en la ciencia de la felicidad, salud y éxito de Stanford University, dice que la capacidad de introducir pequeños momentos de diversión poco a poco en tu vida diaria es clave para reducir el estrés.

“Si nos enfocamos en estimular la diversión y la felicidad en nuestras vidas, incluso con pequeños cambios, los estudios sugieren que podemos resultar aún más productivos, carismáticos, energéticos e innovadores,” dijo Dr. Seppälä. “Los resultados de la encuesta de Chase Freedom Unlimited Card sugieren que hay oportunidades ilimitadas para divertirse en cualquier momento, lugar y experiencia.”

La Dr. Seppälä, autora del libro The Happiness Track, psicóloga de Stanford, se asoció con Chase para compartir sus conocimientos sobre por qué la felicidad y la diversión en nuestras vidas son importantes, y para compartir consejos sobre cómo podemos añadirle diversión a nuestros días.

“Nuestros clientes usan sus tarjetas para lo esencial y disfrutan sus recompensas de reembolso en efectivo para cosas divertidas,” dijo Pam Codispoti, Presidente de Chase Branded Cards. EC

Compartir

Más artículos de interes