Cuando terminó la universidad comenzó a trabajar en un proyecto de microondas en 28 giga hertzios. En este trabajo conoció a un grupo de americanos expertos en la industria de la electrónica que trabajaban para Dudley Labs, con quienes entabló amistad. Fue entonces cuando Alejandra se planteó por primera vez el intentar trabajar en USA en busca de un futuro más prometedor. En 1996, cuando contaba 25 años el mismo Sr. Dudley la presentó a una compañía de Simi Valley llamada Waytec Electronics Corp., con la que trabajó en el desarrollo de la misma tecnología de microondas.

El primer año de Alejandra en Estados Unidos fue muy duro. Echaba de menos a su familia pero sabía que a la larga su decisión de venirse a los USA sería la acertada.
Desde el 2005 trabaja en el departamento de marketing de la compañía de computación Intel enfocado en la comunidad latina en los Estados Unidos. Gracias a esta posición Alejandra ha tenido la oportunidad de explicar al usuario de computadoras que la tecnología no es difícil y que debe actualizarse para ser exitoso en su vida. Para ella es muy importante hacer que el hispano no se sienta intimidado por la computadora.
Alejandra fue quien comenzó este proyecto en Intel y gracias a este trabajo esta venezolana ha podido cumplir en parte su sueño de ayudar a la comunidad. A través del Intel Latino Network (ILN) adultos voluntarios van a leer a los niños hispanos a la escuela y también les enseñan sobre tecnología. Otro proyecto innovador es Intel Teach to the Future en el que se enseña a los maestros cómo integrar la tecnología en las aulas para que los estudiantes aprendan más fácilmente.

Uno de los planes de Alejandra para el futuro es expandir los proyectos de Intel para la comunidad latina y aumentar los programas educativos.

El consejo de esta latina a los padres de familia es que dediquen tiempo a sus hijos educándose ellos mismos también. Aconseja a los jóvenes que tomen el control de su propio destino. Si un joven se marca un objetivo de trabajo o estudios debe poner todo su esfuerzo en ello y logrará su meta.

Alejandra Carvallo vive en el área de Silicon Valley, está casada y es madre de un niño de nueve meses.

Compartir

Más artículos de interes