Con esta filosofía, cuando Gabriela comenzó la carrera de ingeniería en 1978 en General Motors Institute en Los Angeles, nunca se sintió retraída por haber elegido un campo dominado por hombres. El currículum de esta universidad exigía que los estudiantes estudiasen por tres meses y los tres siguientes hiciesen prácticas en las plantas de GM. Dos años más tarde Grace fue transferida a Oldsmobile en Lansing, Michigan. En 1983 se graduó como ingeniero industrial. Su maestría en Gerencia de Materiales y Logística la obtuvo de Michigan State University en 1987.

Triunfo tras triunfo

A partir de entonces su carrera ha sido imparable en GM, compañía a la que guarda un gran agradecimiento. En el 90 fue nombrada superintendente de fabricación de Buick-Oldsmobile-Chevrolet Group en Warren; en el 93 directora de Validación y Pruebas de Lansing Automotive Assembly Division; en el 96 gerente de Desarrollo y Operaciones Técnicas en GM Desert Proving Ground en Mesa, Arizona; en 1999 directora de Diseño de Ingeniería de GM North America Car Group.

Sus triunfos profesionales la han llevado a conseguir gran reconocimiento público. Así, la revista Hispanic Business la ha reconocido en el 2001, 2003, y 2005 como una de las más importantes mujeres de negocios de los Estados Unidos. Además, la publicación Automotive News la nombró en el 2005 como una de las 100 mujeres más importantes en la industrial automotriz.

El lado más humano

A través de GM, Grace tiene la oportunidad de liderar el programa que esta compañía tiene en la New Mexico State College y defender la iniciativa “Mujeres en la Ingeniería”, además de formar parte del equipo de Iniciativa Hispana de la misma empresa.

Pero su compromiso con la comunidad también lo desarrolla junto a su familia, pues son valores que quiere inculcar a su hija con horas dedicadas en residencias de ancianos, recolectar comida para los necesitados y ahora forman parte de la organización Humane Society de su área.

Cuando le pedimos su consejo para los latinos en los Estados Unidos, Grace rápidamente se enfoca en la juventud, a la que insiste que no deje los estudios. “La educación es la clave del éxito’, asegura esta reconocida mujer que pide a los jóvenes que se enfoquen más en matemáticas y ciencias por tener salidas profesionales exitosas. También les pide que en caso de no contar con apoyo económico busquen becas del gobierno y privadas para completar sus estudios.

SHARE

Más artículos de interes