El Gobierno de México ofrece una guía con trámites, documentos, requisitos y apoyos financieros para el traslado de restos de una persona fallecida

La crisis sanitaria del COVID-19 ha provocado muchas muertes, incluidas posiblemente las de ciudadanos mexicanos residentes en los Estados Unidos, lo que podría ocasionar una preocupación adicional si los deudos quieren hacer el traslado de restos a su país natal.

Con el objetivo de brindar orientación y asistencia consular a las familias de los connacionales que fallecen en el exterior, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dio a conocer la Guía para el Traslado de Restos o Cenizas de personas mexicanas que fallecen en el extranjero para su disposición final en México.

Esta guía presenta los procesos para acceder a la asistencia consular que el Gobierno de México pone a disposición de todos los mexicanos que se encuentran en el exterior. El documento busca resolver distintas dudas para facilitar el difícil proceso que atraviesan los familiares ante el deceso de un ser querido. La guía es de particular utilidad en el contexto de la actual pandemia mundial por COVID-19. Esta herramienta enlista los pasos a seguir ante un evento tan desafortunado e informa sobre los recursos y apoyos a los que tienen acceso los familiares de la persona fallecida.

Con respecto a fallecimientos ocasionados por el COVID-19 es posible que las autoridades locales dispongan medidas especiales para el manejo y liberación del cuerpo. El Gobierno de México, mediante la Secretaría de Salud, ha señalado que la disposición final del cadáver debe ser preferiblemente mediante cremación puesto que las cenizas representan un menor riesgo en términos sanitarios y también un costo financiero menor. Sin embargo, en caso de que la familia opte por la inhumación en México, la funeraria en el país donde ocurrió el deceso debe cumplir con los lineamientos de manejo general y masivo de cadáveres por COVID-19 en México.

En caso de requerir apoyo económico para el traslado de los restos o cenizas, se debe comprobar la imposibilidad financiera de los familiares de la persona fallecida. De proceder, los recursos que aporte el Gobierno de México, mediante sus representaciones en el exterior, serán para cubrir únicamente los servicios básicos de traslado y el embalsamamiento o cremación. Los apoyos se entregan a las empresas prestadoras de servicios.

Si los familiares de la persona fallecida no se encuentran en el lugar del deceso, es necesario dirigir un correo a la dirección: [email protected] para garantizar una adecuada atención antes de entrar en contacto con las oficinas de la Secretaría de Relaciones Exteriores en territorio nacional para solicitar orientación sobre los trámites. EC

Para ver el contenido de la guía, visite www.gob.mx

Más artículos de interes