Habrá tortas por las entradas. Es, al fin y al cabo, una ocasión histórica, uno de esos eventos para sacar pecho por haber estado presente. Se había hablado mucho del tema, de cómo explotar la figura del fallecido el 25 de junio de 2009 por una sobredosis de propofol, quizá con un concierto de altos vuelos o con muchos, pero nunca se pudieron poner de acuerdo las partes. Finalmente, la familia Jackson ha dado el visto bueno a un sólo espectáculo, un gran concierto de despedida para el ‘rey del pop’, un homenaje con todos los fastos imaginables pero con muchos detalles en el aire todavía.

Los promotores no han querido desvelar todo el pastel para crear aún más atención frente a un evento único, “un concierto irrepetible”, como dijo con solemnidad Chris Hunt, presidente de Global Live Media y responsable del recital.

Lo han hecho respetando la voluntad de Katherine Jackson y el resto de los hermanos de la leyenda del pop, sonrientes ante el revuelo causado por el anuncio y presentes en una multitudinaria rueda de prensa en The Beverly Hills hotel de Los Angeles, el mismo que habitó José Mourinho y sus muchachos del Real Madrid durante casi dos semanas. Los Jackson confirmaron que la despedida será el 8 de octubre en el estadio Millenium de Cardiff, la capital galesa, a cubierto, gracias al techo replegable del recinto, ante unas 75.000 personas y destinando gran parte de los fondos a organizaciones benéficas.

Otra parte se irá la patrimonio de Jackson, y más concretamente a su madre, que con el anuncio se llevó un anticipo, un cheque de 100,000 dólares que le entregó en mano el propio Hunt. “Esto es para Prince, Paris y Blanket”, dijo el empresario británico. “Para mí es un orgullo”, contestó Katherine emocionada,  apoyando la cabeza sobre el hombro de su hija La Toya, que no se separó de su madre en ningún momento de la comparecencia ante los medios.

“Estoy muy emocionada por este concierto. Y creo que si mi hijo estuviera aquí también se sentiría de la misma manera. Sólo puedo dar las gracias a Global Live por ayudar a mantener vivo el legado de mi hijo”, señaló al borde de las lágrimas.

Más contenidos y protocolarios estuvieron los hermanos del intérprete de “Thriller”, empezando por Tito Jackson, que aseguró estar “muy orgulloso de ver a todos los artistas que admiro juntos para esta ocasión”, sin desvelar, obviamente, ni uno solo de los músicos y estrellas que poblarán el escenario del Millenium. “A Michael le gustaba hacerlo todo a gran escala y esto es algo que seguro que aprobaría”.

Después le tocó el turno a Jackie, el segundo de los nueve hijos de Katherine y Joe, que apostó por un discurso sobre la cara filantrópica de su hermano y de lo que mucho que hubiera querido hacer un concierto semejante para apoyar distintas causas. “Él era todo caridad, así que estoy seguro de que este espectáculo estará a la altura de lo que era mi hermano y de las emociones que le rodean”, dijo.

También La Toya optó por el dinero como motivo principal de su breve intervención. Con el dedo en alto a modo de énfasis extraordinario, dijo apuntando a las cámaras que el ‘rey del pop’ jamás había escatimado en esfuerzos para donar a sus organizaciones benéficas preferidas, y que a lo largo de su vida llegó a donar 100 millones de dólares. “Michael adoraba vivir, adoraba a la gente. Tenía un corazón enorme y era un ‘showman’ incomparable”.

Con este tributo único esperan que el poder recaudador del cantante de Gary, Indiana, siga vivo, aunque nada se sabe de momento de lo que costarán las entradas. Hunt se limitó a anticipar que se pondrán a la venta en internet (Michaeljacksontribute.com) y que los no consigan entrar al recinto lo podrán seguir en directo tanto en dos como en tres dimensiones y que el concierto será retransmitido en televisiones de 30 países, Estados Unidos entre ellos.

“Este es un momento emocionante para los seguidores de Michael Jackson por el primer evento aprobado oficialmente por su familia”, explicó Hunt. “Será un sólo concierto que no se repetirá jamás”, dándole aún más fanfarria al asunto.

Explicó además que eligieron Cardiff por ser el estadio cubierto más grande de Europa y por poder crear un ambiente “teatral” con el que el cantante de “Man in the Mirror” hubiera estado muy de acuerdo. “No hemos escatimado en gastos para rendirle tributo al al mejor artista de todos los tiempos, en un concierto para toda la vida”. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes