La admisión más exigente se señala con frecuencia como prueba de que las universidades aceptan a lo mejor de lo mejor. Pero ¿cómo pueden distinguirse los alumnos y entrar en la universidad de sus sueños? Por fortuna, se pueden ayudar a sí mismos en el proceso de admisión de múltiples formas:

Vete preparando con estos consejos

Cultiva un interés: Con frecuencia, las juntas de admisión se impresionan cuando ven que un solicitante ha alcanzado la categoría de Eagle Scout en los Boy Scouts of America. Alcanzar ese honor indica que la persona en cuestión se compromete a cumplir de principio a fin, y alcanzar un objetivo que muy pocos pueden lograr. Como los estudios universitarios implican un gran compromiso, esto alerta a los funcionarios de admisiones de que el solicitante es consistente, independientemente de lo exigente que pueda ser una misión. Aunque no es necesario ser un Boy Scout, es bueno cultivar un interés, como en los deportes, o en el periódico escolar; esto indicaría la voluntad de trabajo del estudiante en tiempos difíciles, y de alcanzar sus propósitos a largo plazo, cualidades atractivas que ilustran el potencial de éxito a nivel universitario.

Lee más: Los estudiantes que no tienen interés en el curso de inglés, pueden perfeccionar sus destrezas de lectura de otras maneras. La lectura diaria del periódico o de una revista favorita, incrementará la interpretación de la lectura con el paso del tiempo. La interpretación de la lectura es componente importante de exámenes estandarizados como PSAT, SAT y ACT, y mientras mejor pueda el alumno interpretar lo que está leyendo, mejor calificaciones obtendrá en dichos exámenes, que cuentan con un gran peso en el criterio de las juntas de admisión.

• Toma cursos universitarios desde la secundaria: Los cursos de ubicación avanzada indican que el solicitante no teme a los desafíos, y que está listo para asumir una carga de currículo universitario. Aunque las buenas calificaciones en los estudios secundarios son importantes, un buen promedio académico (GPA) con una carga académica llevadera no impresionará tanto como un sólido GPA con cursos exigentes.

Un final digno: Con frecuencia, los centros universitarios cuentan con becas adicionales o ayuda financiera disponibles una vez determinados los solicitantes que cursarán estudios en su centro. Esos beneficios pueden destinarse a los alumnos que matriculan en otoño. Si el alumno se esfuerza en el último año de estudios, tendrá más probabilidades de obtener más becas y ayuda financiera. El descuido en los estudios al final del último año podría impedir que los estudiantes reciban esa ayuda tan necesaria.

Información cortesía de Contexto Latino

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes