Ni Margarito, ni Montiel, ni el hijo de “la leyenda sinaloense”, ha podido ser el ídolo que el boxeo mexicano espera. El trono está vacante. Y el que está más cerca de ocuparlo es un joven pelirrojo, orgullo de San Agustín de Tlajomulco, Jalisco, que con apenas dos décadas de vida tiene la oportunidad de iniciar una nueva era.

Actual poseedor del título de plata del CMB, Saúl se convirtió en el contendiente principal del cinturón que dejó vacante el filipino Manny Pacquiao, luego de destrozar a Antonio Margarito en noviembre del año pasado.

Prematura o no, la oportunidad está allí. Se dice que al “Canelo” todavía le falta recorrido, que lo están ‘quemando’ muy pronto. Pero hay que considerar que el tapatío no es un novato en toda regla. Sus combates los ha sabido manejar con mucho seso y la potencia propia de su juventud que le han valido estar invicto en su carrera. De 36 combates solamente ha empatado uno y el resto son victorias. Las de más
lustre conseguidas ante José Miguel Cotto y “El Tata” Baldomir.

La pelea del sábado 5 de marzo en el Honda Center de Anaheim será la que determine si está en buen camino de estar entre los grandes. Apenas empieza el recorrido de las grandes avenidas, pero algún día tenía que ser.

Su rival no es ningún flan. Se trata del actual campeón europeo de las 154 libras Matthew Hatton, hermano menor de Ricky, un auténtico guerrero de los encordados.
Con toda la concentración enfocada a su primer duelo por una corona mundial, veremos si no le pesa la decepción amorosa sufrida hace poco cuando cortó la relación con la comentarista de deportes Marisol
González, una beldad que fue Nuestra Belleza México en el 2002.

Acaba de surgir otro motivo de distracción. Una demanda por incumplimiento de contrato hecha por su anterior empresa promotora que quiere impedir que “El Canelo” vea acción en los Estados Unidos. A ver cómo lo resuelve la gente de Golden Boy Promotions.

Si el tapatío supera este primer escollo, vendrán peleas con lo mejor de la división. Lo demás como el carisma, el talento y la sintonía con la raza, están allí. Sólo falta que este arroz se acabe de cocer. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes