Pepe Penales. Los Angeles | 9 de noviembre de 2012

Mike Brown está en la lista de los desempleados. Después de una patética pretemporada donde cosechó ocho derrotas en nueve partidos, el equipo de los Lakers siguió con la seguidilla negativa ya en temporada regular. La cifra que colmó el vaso fue de 1-4, eso bastó para que le dieran las gracias al entrenador que estaba en su segundo año de un contrato de cuatro.

Tienen al plantel con la nómina más elevada de la NBA por arriba de los 100 millones de dólares, gracias a la llegada de dos refuerzos de peso completo como Steve Nash y “El Superman” Dwight Howard, pero ni éstos ni la gran estrella del equipo, Kobe Bryant, han estado al cien por ciento a causa de las lesiones o de la recuperación de las mismas.

Antes de que se descarrilara por completo un ferrocarril con destino al campeonato, los que mandan decidieron cortar por lo sano con mucho tiempo por delante para encontrar a otro cerebro que los dirija desde la banca. Por lo pronto, quien lo hará de forma interina será el asistente del mismo Brown, Bernie Bickerstaff. El nacido en Kentucky, tiene un gran recorrido en la liga. Antes de ser asistente con los Lakers lo ha sido con Portland y Chicago. Como entrenador en jefe ha dirigido a Seattle, Denver, Washington y Charlotte.

La situación para Brown ya lucía mal desde que el equipo perdiera en la segunda ronda de la postemporada del año pasado ante el Thunder de Oklahoma. Entonces la directiva abrió la chequera para apuntalar al plantel y darle más apoyo a Gasol y Bryant con miras a darle batalla a los fuertes de su conferencia y plantarle cara al actual campeón, el Miami Heat.

Pero la maquinaria no ha funcionado como se esperaba. Los monstruos del equipo han jugado resentidos por viejas dolencias, eso, además del lógico proceso de adaptación cuando entran nuevos elementos, ha repercutido en la baja de juego del conjunto angelino.

Ahora de lo que se trata es de encontrar la forma de destrabar a la fiera que hasta el momento se encuentra atada. Todavía hay tiempo, pero en lo que deben de apurarse es en determinar quién será el entrenador fijo que lleve al equipo por la senda de la victoria. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes