Un estudio llevado a cabo por MIT Age Lab, el Connecticut Community Care, Inc. y The Hartford Financial Services Report halló que para muchas familias de pacientes de demencia la respuesta era vigilar de cerca y aprender. The Hartford reportó que una vigilancia estrecha de los hábitos de conducción podría impedir que se les prohiba manejar antes de tiempo o más tarde lo debido.

Según el estudio los síntomas iniciales de la demencia provocaron algunos de los siguientes problemas de conducción:

  • Señalizaciones incorrectas
  • Problemas doblando esquinas
  • Confusión en las salidas
  • Choques con las aceras
  • Correr por carriles equivocados

Perderse en lugares familiares

Según la publicación las personas a las que se les ha diagnosticado una demencia simple no tienen por qué modificar de inmediato su estilo de vida. Sin embargo, la guía advierte que las personas con demencia que siguen manejando deben ser vigiladas de cerca.

La decisión de continuar o seguir manejando debe basarse en un número de observaciones y discusiones permanentes con los afectados por la demencia.

Para mayor información visite www.thehartford.com donde encontrará el informe en inglés y en español o pida una copia a Dementia and Driving Booklet, The Hartford, 200 Executive Blvd.., Southington, CT 06489.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes