Aprenda a reconocer los señuelos que usan los vendedores de autos para atraer clientes, pero que no siempre son la verdad

La competencia en la venta de autos es feroz. Abundan los anuncios ofreciendo bajas tasas de interés, pagos mensuales mínimos y promociones especiales de acuerdo a la temporada. Pero no todo lo que se dice en estos anuncios es cierto. Los siguientes cinco ejemplos le ayudarán a reconocer los anuncios engañosos y cómo protegerse.

Lo que le dicen: El auto está disponible a un precio bajo o con un descuento específico.

Lo que no le dicen: El precio bajo sólo se aplica después de un pago inicial (que puede ser de miles de dólares) y de pagar otros cargos adicionales; o es sólo para modelos de autos de alto precio.

Lo que le dicen: ‘Sólo $99 al mes’.

Lo que no le dicen: Las mensualidades bajas son solamente por un tiempo limitado; las cuotas del resto del préstamo son mucho más altas. Otra variación es que al final del término del préstamo tiene que pagar un pago global que suele ser de miles de dólares.

Lo que le dicen: Préstamos con tasa de interés de cero o de bajo interés.

Lo que no le dicen: La tasa de porcentaje anual (APR, en inglés) aplica solamente a préstamos de hasta cierta cantidad, que puede ser menor al precio del vehículo. Para financiar montos más elevados debe pagar una tasa anual más alta.

Lo que le dicen: ‘$0 al firmar el arrendamiento’.

Lo que no le dicen: En la letra chica se indica que al momento de la firma del arrendamiento tiene que pagar cargos adicionales, que en ocasiones equivalen a varios miles de dólares.

Lo que le dicen: ‘¡Se ganó un premio!’

Lo que no le dicen: ¡No hay ningún premio! Es simplemente una táctica para hacer que vaya al concesionario a ver los autos.

No dude en presentar una queja con la Comisión Federal de Comercio (FTC) en la página www.consumidor.ftc.gov, si ha sido estafado o si desea reportar un anuncio engañoso. EC

Con información de Contenido Latino

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes