Ya no volverán,
 pero también se llora por amor,
 porque han pasado los años
 y hemos vivido sin amor,
 sólo de ilusiones, de sueños.
 
 Pero, también somos felices al ver,
 a nuestros seres queridos
 que nos tienen amor,
 pero al estar lloviendo
 y estando yo ahí,
 lloramos juntos la lluvia y yo.
 
 Se confunden nuestras lágrimas,
 lágrimas de tristeza,
 lágrimas de amor,
 lágrimas de sueños
 que tenemos los dos.
 
Del libro: Sin Olvidar El Amor

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes