Que no haya sufrimiento,
 para que con estos ojos
 que nos dio Dios,
 veamos los sufrimientos.
 
 El dolor, la pena,
 que existe en la humanidad,
 comprender a los semejantes
 a los que nos rodean.
 
 Tener amor, tener ternura,
 siempre en nuestra alma.

 Del libro: Vivir con amor es vivir
 

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes