Con que honda emoción evoco ahora
estos dulces recuerdos, tan lejanos
que se me antojan recuerdos de otra cara;
cuando el dolido corazón le añora;
y cual parece que mis cabellos canos,
¡a posarse otra vez vienen tus manos!

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes