La época navideña se caracteriza por las reuniones familiares. Muchas veces llegan a los hogares visitas procedentes de otras ciudades o países, con el único fin de celebrar en familia estas fiestas de fin de año.

En esta ocasión, cuando tantas personas se están sacrificando debido a la crisis económica, es posible que muchas familias acojan a más huéspedes en sus hogares, en vez de sugerirles que utilicen el hotel más cercano. Para que sus visitas no lo tomen desprevenido siga los siguientes consejos.

Guía de preparativos
Averigüe si alguien es alérgico a las mascotas. Antes de que sus huéspedes se pongan en camino, los dueños de viviendas que tengan mascotas deben asegurarse de preguntar si alguno de sus visitantes es alérgico a las mismas. Aunque existen medicamentos que les facilitan la convivencia con una mascota, éstos se administran sólo con receta, por lo que si los anfitriones les comunican la situación a sus huéspedes con suficiente antelación a la temporada festiva, garantizan la comodidad de todos.

Aprovisiónese de ropa de cama, toallas, etc. Los huéspedes tienen que lavarse y bañarse, y se sentirán especialmente cómodos si la habitación en la que permanecen está equipada con toallas e incluso batas de baño cuando lleguen. Además, hay que garantizar otra muda de sábanas disponibles, y asegurarse de que las sábanas y fundas estén limpias el día de la llegada de los huéspedes.

Hable con sus niños. Cuando tiene huéspedes en casa durante la temporada festiva, los padres deben hablarles a sus hijos de la situación antes de que comiencen a llegar los invitados. Explíqueles que tal vez tendrán que compartir la habitación con sus hermanos, y haga que les parezca lo más divertido posible. Dígales que tener más personas alrededor durante unos días es agradable, y que cada noche será comparable a invitar a sus amiguitos a quedarse a dormir en casa.

Atienda a sus invitados el mayor tiempo posible. Es probable que cuando lleguen sus huéspedes, éstos se sientan algo incómodos por estar en casa ajena. Sin embargo, usted puede mitigar esa sensación dedicándoles la mayor cantidad de tiempo posible, ya sea saliendo de compras, o viendo una película o un evento deportivo por televisión.

Surta la despensa. Aunque los anfitriones no tienen la responsabilidad de ofrecerles tres comidas al día a sus huéspedes, es buena idea tener bien surtida la alacena para cualquier eventualidad. Esto es particularmente importante si entre los invitados hay niños, quienes tienen más apetito que los adultos. Asegúrese de que, además de los alimentos, haya suficiente café y tazas para satisfacer las necesidades de los adultos durante su estancia. Tenga a mano también café descafeinado y té.

Información cortesía de Metro Editorial Service (MS)

Díganos su opinión. Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes