La primera señal de que quien le prepara la declaración de impuestos es un estafador comienza cuando pretende captar una parte de su reembolso de impuestos

A estas alturas ya muchas personas esperan impacientes su reembolso de impuestos, pero para aquellas que todavía no hacen su declaración hay algunos consejos importantes para que protejan al máximo la devolución que esperan por correo o por depósito directo.

¿Sabía que quienes preparan los impuestos no están autorizados a tomar un porcentaje de su reembolso de impuestos como compensación? Tampoco pueden basar sus honorarios en el importe de su reembolso impositivo. Y jamás debe confiar en publicidad que le “garantice” reembolsos impositivos antes de ver su documentación.

“La clave para no tener problemas con el Servicio de Rentas Internas (Internal Revenue Services, IRS) y obtener el denominado ‘reembolso mayor’ depende de cuánto sabe el preparador de impuestos acerca de las leyes impositivas”, señaló Margy Dunn, presidente del Consejo de Educación Impositiva de California (CTEC).

Cualquier persona que prepare declaraciones de impuestos a cambio de honorarios debe ser abogado, contador público certificado (Certified Public Accountant, CPA), preparador de impuestos registrado en el Consejo de Educación Impositiva de California (CTEC-registered tax preparer, CRTP) o agente inscrito (enrolled agent, EA). Cada profesional debe pasar un examen inicial y cumplir requisitos educativos.

Y aun así, a pesar de los requisitos del estado, sigue habiendo miles de preparadores de impuestos “fantasmas” o “clandestinos” que roban reembolsos impositivos de contribuyentes desprevenidos.

“Los preparadores de impuestos fantasmas son los más difíciles de detectar porque no firman las declaraciones de im

puestos de sus clientes. Sencillamente cobran el dinero y desaparecen”, indicó John Bishop, miembro del CTEC.

Entonces, ¿a qué debe estar alerta?

El reembolso impositivo siempre debe ser depositado directamente en su cuenta o se le enviará directamente a usted.

• Nunca al preparador de impuestos.

• El monto cobrado debe estar siempre basado en la complejidad de su declaración de impuestos, no en el tamaño de su reembolso.

• Nunca confíe en un preparador de impuestos que le prometa “mayores” reembolsos impositivos que sus competidores o que le garantice un reembolso impositivo antes de revisar su documentación.

“Si el preparador de impuestos desea una parte de su reembolso… Váyase”, señaló Bishop. EC

Para obtener más consejos y sugerencias, visite conozcaasupreparadordeimpuestos.org.

Más artículos de interes