Recomendaciones para evitar descargar aplicaciones falsas que incluso pueden instalar un programa dañino en su teléfono

La tecnología móvil ha permitido que mucha gente pueda utilizar su teléfono inteligente no solo para hacer llamadas y enviar mensajes, sino también para hacer compras en línea. Los estafadores se han dado cuenta de eso y actualmente están apareciendo aplicaciones falsas que, para robarle su información personal, se hacen pasar por aplicaciones de comercios reconocidos. Sus nombres son similares a las marcas reconocidas, y en sus descripciones se ofrecen ofertas o funciones tentadoras.

Pero estas aplicaciones fraudulentas pueden capturar la información de su tarjeta de crédito o su cuenta bancaria. Algunas aplicaciones falsas incluso pueden instalar un programa dañino en su teléfono y exigirle dinero para desbloquearlo.

Estas recomendaciones le servirán para que evite descargar aplicaciones falsas o fraudulentas:

• ¿Tiene dudas sobre la legitimidad de una aplicación de compras? Visite directamente el sitio web del vendedor y fíjase si la promociona. Si tienen una aplicación, en el sitio le indicarán que vayas a la tienda de aplicaciones desde donde podrá descargarla.

• Puede hacer una búsqueda en internet ingresando el nombre de la marca más “aplicación falsa” para ver si la compañía reportó la falsificación de su marca.

• Antes de descargar la aplicación, busque comentarios, tanto en las tiendas de aplicaciones como en internet. Si no encuentra ningún comentario u opinión sobre la aplicación, es probable que la hayan creado recientemente, y podría ser falsa. Las  aplicaciones auténticas de las tiendas importantes suelen tener miles de comentarios.

• No descargue aplicaciones cuyas descripciones tengan palabras con errores de ortografía. Muchas de las aplicaciones falsas se crearon a toda prisa. Por otra parte, algunas aplicaciones falsas son casi iguales a las verdaderas.

Si estás usando aplicaciones para hacer compras, guarde los registros de tus transacciones. Guarde o capture una imagen de pantalla con la descripción y el precio, el recibo electrónico y los emails que intercambie con el vendedor.

Monitoree con frecuencia los resúmenes de cuenta de su tarjeta de crédito y revise con cuidado si aparece algún cargo que no reconozca. EC 

Con información de GobiernoUSA.gov

Compartir

Más artículos de interes