Cinco consejos clave para mantener a raya la diabetes, tener una sonrisa saludable y sentirse bien física y mentalmente

Casi el 13 por ciento de los adultos hispanos en Estados Unidos viven con diabetes. “Como dentista profesional, es mi responsabilidad ayudar a crear conciencia sobre el vínculo entre la diabetes y los problemas de salud bucal”, dijo la reconocida dentista latina Karent Sierra, quien comparte algunas recomendaciones que harán una gran diferencia en la salud de los que tienen diabetes.

1. Aligere sus platos latinos. “Tenga más cuidado de cómo prepara sus platos latinos, reduciendo la cantidad de sal, asando las carnes en vez de freírlas e incluyendo comidas altas en fibras como cereales integrales, judías o legumbres.

2. Priorice la salud bucal. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, las personas con diabetes son dos veces más propensas a desarrollar enfermedad de las encías. Colgate Total es la única crema dental aprobada por la FDA para ayudar a prevenir la gingivitis, la enfermedad más común de las encías. Estudios clínicos han mostrado que lavándose los dientes dos veces al día puede mejorar la salud de sus encías en tan solo 4 semanas.

3. Maneje el estrés. ¿Sabía que el estrés ayuda a incrementar el apetito? Cuando hay tensión o ansiedad, terminamos comiendo más de lo común, lo que podría llevar al aumento de peso. Mantenga el estrés bajo control, durmiendo lo suficiente, haciendo ejercicio regularmente, buscando apoyo social y practicando alguna técnica de relajación como el yoga o el tai-chi.

4. Visite al dentista. Para personas con diabetes es vital cuidarse bien los dientes y las encías, teniendo chequeos regulares cada seis meses. Si no tienes un dentista o seguro dental, una escuela dental en su área puede ser un gran recurso. La mayoría tienen clínicas donde el precio es menor.

5. Sea creativo con tu ejercicio. Combine los ejercicios con actividades sociales como clases de salsa o juegos de fútbol. Pero tenga cuidado de no excederse, ya que los ejercicios pueden disminuir el azúcar en la sangre causando hipoglicemia. Es importante comer antes de cualquier ejercicio, mantenerse hidratado y checarse el nivel de azúcar antes, durante y después de cualquier actividad física. Póngase como objetivo hacer ejercicio al menos 30 minutos durante cinco días a la semana. EC 

Compartir

Más artículos de interes