El doctor Benjamín Paz habla de lo que City of Hope ofrece a la comunidad latina para prevenir y tratar el cáncer

Como su nombre lo indica City of Hope es una “ciudad de esperanza” para los pacientes con cáncer, mismo que ahora quiere conectar con la comunidad hispana. Ubicado en la ciudad de Duarte, California, este mega centro ofrece lo último en investigación y tratamiento para combatir una enfermedad que, según las estadísticas, será diagnosticada a uno de cada 3 latinos en el transcurso de su vida.

“Aquí no solamente tratamos a pacientes sino que desarrollamos tratamientos nuevos para cada caso”, comentó el doctor I. Benjamín Paz, MD de City of Hope. “Hay diferencias étnicas en cuanto a la incidencia. Los cánceres son distintos. La causa de un cáncer de mama en una mujer latina puede ser distinta en una asiática o en una blanca americana; por lo tanto, las estrategias que se usan para tratar ese cáncer son distintas. Y en la medida que la población hispana participe en los programas de investigación, vamos a desarrollar terapias especificas para tratar a los hispanos”, agregó el especialista.

Según el doctor Paz, la población latina es la segunda de mayor incidencia después de la blanca americana. “El cáncer más común en las mujeres es el de mama y en los hombres el de próstata. Pero a diferencia de hace algunos años, el cáncer no es una infección, no es un diagnóstico de muerte; es una enfermedad crónica, es como tener diabetes o hipertensión. Uno puede vivir con cáncer”, señaló.

De acuerdo al especialista, una medida que puede ayudar en la prevención del cáncer es la que se utiliza para combatir la enfermedad cardiovascular. “Dejar de fumar, no beber en forma excesiva, evitar la obesidad, llevar una dieta balanceada y hacer ejercicio. Todas estas actividades ayudan a disminuir las dos enfermedades, así se matan dos pájaros de un tiro”, explicó el experto.

Pero cuando hay un diagnóstico de cáncer y el paciente quiere una segunda opinión o encontrar el tratamiento adecuado, los investigadores de City of Hope le hacen un perfil biológico que les permite identificar cuáles son las áreas vulnerables de ese tumor y hacer un tratamiento para esa enfermedad. “En el área de cirugía hemos disminuido los efectos secundarios haciendo intervenciones de invasión mínima, disminuyendo así la necesidad de hacer una mastectomía. Esto hace que los pacientes se recuperen rápidamente. Lo mismo estamos haciendo con la radioterapia”, explicó el doctor Paz.

vista parcial del edificio

En City of Hope no rechazan a nadie. El centro acepta todos los seguros médicos y en aquellos casos en que un paciente no tenga seguro, hay una fundación que podría ayudar a que el paciente reciba tratamiento sin costo alguno. El lugar también tiene a muchos doctores y personal que hablan español.

Amelia Tena lo sabe muy bien, ella es una sobreviviente del cáncer que ahora trabaja como voluntaria y mentora para educar y asistir a pacientes con la enfermedad. “En City of Hope los doctores dan cuidado personalizado; además, hay terapias alternativas que no cuestan nada, como clases de yoga, tai chi y hasta de música. También ofrecen talleres de quimo y de radiación en español y en inglés, así como conferencias abiertas al paciente y a la comunidad que pueda llegar. No cuestan nada y allí podemos educarnos, aunque no seamos pacientes”, indicó Tena, quien añadió que en el centro tienen unas casitas para que el paciente o sus familias que viene de lejos tengan la opción de poder quedarse a vivir allí. “El costo es muy mínimo”, comentó.

City of Hope tiene su casa matriz en la ciudad de Duarte, pero además cuenta con locales satélite diseminados en otras ciudades donde ofrecen cuidado y tratamiento específico. Para más información acerca de todo lo que este centro de esperanza ofrece a la comunidad hispana, visite www.cityofhope.org. EC

Más artículos de interes