Las cifras indican que en ese condado de California hasta un 30 por ciento de personas mayores de 65 años tiene diabetes 

Varios factores se han combinado para que el Condado de San Bernardino, en California, se haya convertido en el que más diabéticos tiene en todo el estado. Las principales razones de esta situación incluyen un elevado índice de pobreza, el acceso complicado a los centros de salud a causa de las distancias, la escasez de personal médico, y la alta concentración de población latina y afroamericana, dos grupos étnicos que sufren más esta condición de salud que los anglosajones.

De acuerdo a una nota publicada en The Sun of San Bernardino, una dietista del Centro Médico de la Universidad de Loma Linda de nombre Sarah Cooke, quien conduce clases para combatir la diabetes, descubrió recientemente un hecho preocupante: cerca del 70 por ciento de los pacientes que ingresaron a la clínica en un determinado periodo de tiempo, eran diabéticos. Por otro lado, la especialista mencionó que a pesar de que la enfermedad afecta mayormente a las personas mayores de 65 años, también es cierto que están aumentando los casos de más jóvenes sufriendo de pre-diabetes, porque este segmento de la población consume muchos refrescos y bebidas azucaradas, comida chatarra y llevan un estilo de vida sedentario.

El factor que más pesa para que las personas con diabetes obtengan tratamiento es sin duda el difícil acceso a los centros de salud, sencillamente porque viven en zonas retiradas y no cuentan con los medios para trasladarse; esto ocurre porque San Bernardino es el condado más extenso en toda la nación, con más de 20,000 millas cuadradas y por la falta de servicios médicos al alcance de todos. Para solucionar el problema, el centro médico del Loma Linda se ha propuesto una iniciativa para que los pacientes que viven en áreas remotas, puedan tomar clases para controlar la enfermedad y consultas por medio de videoconferencias.

No hay duda de que los esfuerzos para educar a la comunidad acerca de la enfermedad y para cambiar su estilo de vida, son dos claves importantes para acabar con esta crisis de diabetes que azota el Condado de San Bernardino. Para empezar, siga estos consejos:

• Consuma alimentos saludables.

• Reduzca o elimine las comidas chatarra y las bebidas y refrescos azucarados.

• Manténgase activo. EC 

Compartir

Más artículos de interes