El verano ha llegado y significa días más largos, las noches más cálidas, los días de playa y diversión en el sol.

Mientras usted y su familia estén disfrutando en las playas o en los parques, aseguré protegerse de los peligros del sol.

Hoy en día estamos recibiendo más rayos solares.

La capa de ozono  que protege la superficie de la Tierra de los rayos solares es más delgada de lo que era hace 25 años debido a la polución.

Además, es importante tener en cuenta que los rayos solares pueden afectar a su piel aunque este nublado. Los rayos solares son más potentes entre las 10 am y las 4 p.m.

De acuerdo con la Agencia de Protección del Medio Ambiente, los rayos solares más intensos de hoy en día pueden causar cáncer de piel.

La fundación de cáncer de piel dice que uno de cada cinco estadounidenses desarrollará cáncer de piel en el curso de su vida y alrededor de 90% de los cánceres de piel no melanoma están asociados con la exposición a la radiación del sol.

Los rayos solares también pueden causar daño a los ojos como cataratas, el debilitamiento del sistema inmunológico y arrugas prematuras.

Usted sabe que ha sido dañado por los rayos solares cuando recibe una simple quemadura solar o esta bronceada – ambos son evidencia de que su piel ha sido dañada, aunque las quemaduras solares son peores.

Un bronceado indica que su piel está produciendo melanina para protegerse de los rayos solares. Se produce una quemadura de sol cuando los rayos UV exceden lo que su piel puede bloquear de forma natural por sí sola.

Entonces, como se protege? Primero, tome precauciones contra las quemaduras solares.

De acuerdo a MedlinePlus.Gov, una quemadura solar puede demorar horas para aparecer y se puede tomar hasta 24 horas para ver los efectos completos. Para evitar las quemaduras solares, aplique un protector solar de amplio espectro que es por lo menos SPF 15 o mayor. Vuelva a aplicar protector solar cada 2 horas aunque no se sienta los efectos del sol.

Permanezca en la sombra cuando sea posible y no se olvide de bálsamo labial con protección SPF, y gafas de sol con protección UV. Y recuerde, los bebés y los niños tienen la piel más sensible que los adultos y necesitan una protección extra contra el sol. Disfrute del sol, pero no se olvide de cuidar su piel.

Si le preocupa que usted pueda tener cáncer de piel, cuidado de la salud está disponible en Westside Family Health Center (WFHC). WFHC sirve a personas sin seguro, indocumentados y familias de bajos recursos. Se habla español. Para hacer una cita o para recibir más información llame al 310-450-2191.

¡Feliz Verano!

Compartir

Más artículos de interes