Investigadores realizaron una prueba experimental con 101 participantes para comparar los efectos de cinco diferentes tipos de aceite sobre la grasa abdominal

Puede sonar como algo raro, pero de acuerdo a los resultados de algunos estudios que fueron anunciados en ObesityWeek 2016, se sugiere que el aceite de canola y el aceite de canola alto en oleicos pueden ayudar a reducir la grasa abdominal, lo que puede mejorar el síndrome metabólico.

Cerca del 40 por ciento de los adultos en los Estados Unidos tienen síndrome metabólico; un grupo de condiciones, incluyendo grasa abdominal, que aumenta el riesgo de enfermedades cardiacas, apoplejías y diabetes.

“Es probable que estos resultados se deban a la grasa monoinsaturada o ’buena’ que integra gran parte del aceite de canola y el aceite de canola alto en oleicos”, declaró Penny Kris-Etherton, doctora y dietista registrada, Profesora Distinguida de Nutrición en la universidad Penn State, quien supervisó el estudio. “Esto se suma al creciente grupo de estudios que prueban que las grasas monoinsaturadas puede ayudar a reducir la grasa abdominal y mejorar los marcadores de salud cardiovascular”, agregó.

Investigadores de tres centros de investigación: la Universidad de Manitoba y la Universidad Laval, en Canadá; así como la Universidad Penn State, en EEUU, realizaron una prueba experimental con 101 participantes para comparar los efectos de cinco diferentes tipos de aceite sobre la grasa abdominal, incluyendo aceite de canola, aceite de canola alto en oleicos, aceite de canola alto en oleicos con ácido docosahexaenoico, una mezcla de aceites de maíz y cártamo, y una mezcla de aceites de lino y cártamo.

Los aceites fueron consumidos en batidos de frutas dos veces al día como parte de la dieta diaria de los participantes. Los participantes fueron distribuidos al azar en una secuencia de cinco dietas, las que siguieron durante cuatro semanas, una a la vez, con un periodo de dieta normal de cuatro semanas entre cada dieta de la prueba. Todos los participantes tenían obesidad central y al menos un factor de riesgo adicional de síndrome metabólico: presión arterial alta, azúcar en la sangre, triglicéridos o bajo colesterol HDL o “bueno.”

Al final del estudio de dos años, los investigadores vieron una reducción importante en la masa de grasa abdominal en aquellos que llevaron las dietas de aceite de canola o aceite de canola alto en oleicos. Además, vieron un descenso en la presión arterial ligada al consumo de estos aceites.

La investigación fue una de cinco estudios seleccionados para publicarse en una sección especial de la edición de noviembre de 2016 de la revista Obesity para informar sobre los más recientes descubrimientos para prevenir o tratar la obesidad a través de diseños de investigación innovadores.

“Reducir la grasa abdominal es un primer paso muy importante para reducir los factores de riesgo asociados al síndrome metabólico, incluyendo una disminución en la presión arterial, azúcar en la sangre y los triglicéridos y un aumento en el HDL colesterol”, comenta Kris-Etherton. “Esta evidencia sugiere que usando un aceite que se compone predominante de grasas monoinsaturadas, como el aceite de canola, podría ayudar a tener un impacto significativo en la salud pública”.

El aceite de canola no sólo contiene principalmente grasas monoinsaturadas (63g/100g de grasas), también incluye el menor contenido de grasas saturadas (7g/100g de grasas) y el mayor contenido de omega-3 de origen vegetal (9g/100g) entre todos los aceites de cocina comunes. El aceite de canola alto en oleicos tiene 73 gramos de grasa monoinsaturada por 100 gramos de grasa y es utilizado ampliamente en restaurantes, instituciones y productos alimenticios envasados. EC

Para más información, visite www.canolainfo.org 

Más artículos de interes