Si uno de sus propósitos de Año Nuevo fue el de perder peso, sepa que lo puede lograr poniendo en práctica 5 estrategias fáciles de seguir

De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de Scranton, entre las resoluciones de Año Nuevo más populares del 2014 estuvieron bajar de peso y ponerse en forma. Si las resoluciones que usted se propuso el año pasado no llegaron a realizarse, no está solo. Pero puede evitar que esa situación no se repita. En vez de proponerse metas difíciles de lograr, concéntrese en metas cortas. Lo puede conseguir manteniéndose activo físicamente y tomando decisiones más sanas durante todo el año.

“Este año, en vez de fijarse como meta una resolución, tome medidas modestas y razonables para mantenerse en el camino hacia un estilo de vida saludable”, aconseja Jessica Fishman Levinson, miembro activo de la Academia de Nutrición y Dietética, y asesora de compañías fabricantes de comidas y refrescos como Coca-Cola Company. “Yo exhorto a mis clientes a enfocarse en hacer cambios pequeños, como incorporar ejercicio semanal a su programación de actividades y disfrutar su comida o refresco favorito con moderación. Los cambios a largo plazo ocurrirán cuando nos fijemos objetivos específicos lo suficientemente pequeños como para lograrlos sin salirnos del camino establecido”.

Ideas que puede implementar en su estilo de vida

1. Mantenerse en movimiento: ¿Hay semanas en las que hace largas horas de ejercicio y otras en las que ni siquiera encuentras unos minutos libres para moverse? Esta es la solución: Busque formas creativas de mantenerse activo que se adapten a su rutina. Tome las escaleras en vez de usar el ascensor, dedique unos minutos a limpiar su jardín, o estacione su vehículo más lejos del destino y camine cuando le sea posible. Como el ejercicio contribuye a aliviar el estrés y a quemar las calorías adicionales, asegúrese de tener su dosis diaria de actividad física.

2. Porciones más pequeñas para una cintura más delgada: La dieta balanceada es vital para controlar la pérdida de peso. Pero la eliminación total de sus comidas y refrescos favoritos puede tener resultados negativos. Recuerde que es posible disfrutar de las comidas y refrescos que le gustan, pero ocasionalmente, o mejor aún, en porciones más pequeñas.

3. Empaque comidas o bocadillos de forma inteligente: Si usted es una persona constantemente ocupada, le podría resultar difícil escoger comidas saludables. Planifique con anticipación y considere empacar meriendas “para llevar” con porciones controladas o una ración de frutas antes de salir. Se sentirá feliz de contar con esas meriendas más nutritivas cuando sienta la tentación de consumir comidas y refrescos con alto contenido calórico. La ingestión de meriendas pequeñas durante el día también contribuye a estimular su metabolismo, e impedir que consuma alimentos excesivamente a la hora de las comidas.

4. Dormir ocho horas es lo aconsejable: El sueño es esencial para que el organismo preserve su energía. Mantener un ciclo regular de dormir-despertarse (ritmo circadiano), así como transitar por las diversas etapas del sueño es muy importante. Debe planificar al menos siete u ocho horas de sueño cada noche. Un buen descanso nocturno le facilitará mantenerse activo y comer bien.

5. Tome nota de sus éxitos: ¿Necesita una forma estimulante de mantener un estilo de vida saludable, y estar motivado para trabajar más? Anotar su ingestión diaria de comidas y refrescos, así como su actividad física, es una herramienta efectiva porque le permitirá estar al tanto de sus progresos. Para lograrlo, tiene a su disposición numerosas variantes tecnológicas. Busque aplicaciones o herramientas de seguimiento de buena forma física que le ayuden a ser honesto a la hora de las anotaciones. EC

con información de Brandpoint

Más artículos de interes