Las autoridades de salud dicen que la mejor medida de prevención contra el sarampión es la vacuna

Se pensaba que el sarampión estaba erradicado en esta parte del mundo, pero un violento brote ocurrido a finales de diciembre ha puesto en alerta a las autoridades de salud, quienes buscan evitar la propagación de una enfermedad altamente contagiosa que ya infectó a más de cien personas en Estados Unidos.

Hasta el momento los casos de sarampión del brote que está vinculado a un famoso parque de diversiones de California, se ha extendido a 14 estados y se sabe de otros casos en México.

De acuerdo a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la mayoría de las personas infectadas no estaban vacunadas. Esto último parece ser el centro de la controversia, ya que desde hace algunos años, muchas personas están optando por no vacunar a sus hijos contra esta y otras enfermedades infecciosas, convencidos de que la inoculación es una forma de envenenamiento para el organismo de los niños. Un mito, dicen las autoridades y los expertos de la salud, igual al que relaciona a las vacuna triple contra el sarampión, paperas y rubéola con los casos de autismo.

De acuerdo a estadísticas, de cada 1,000 niños con sarampión, uno o dos morirán por la enfermedad, razón por la cual los médicos recomiendan a los padres vacunar a los niños con dos dosis de la vacuna MMR. La primera dosis se debe aplicar a los 12 a 15 meses de edad, y la segunda a los 4 a 6 años. También recomiendan que los niños que necesiten un refuerzo de la vacuna lo hagan sin demora.

“Necesitamos mantener a nuestros niños, familias y comunidades a salvo. Esto quiere decir que los niños deben estar al día con sus vacunas, de acuerdo a las recomendaciones de los CDC”, dijo Randi Weingarten, presidente de la Federación Americana de Maestros (AFT), quien añadió: “Estamos pidiendo a los maestros, empleados públicos y trabajadores de la salud –quienes corren más riesgo– que se pongan en contacto con sus proveedores de salud por si necesitan refuerzos de la vacuna o por si tienen que volver a vacunarse. Por todo lo anterior, la vacuna es el mejor escudo. EC 

Compartir

Más artículos de interes