Un estudio mostró que la dieta y el estilo de vida pueden jugar un papel mayor que la genética en el desarrollo y la gravedad de las cataratas

 

La clave para una buena salud en general es comer de forma saludable y mantener un buen estilo de vida, pero un estudio hecho con mellizos en el Reino Unido fue más específico en cuanto a una enfermedad ocular llamada catarata. El estudio publicado en Ophthalmology, la revista de la Academia Americana de Oftalmología, sugiere que una dieta rica en vitamina C podría disminuir en un tercio el riesgo de progresión de cataratas. La investigación es también la primera en mostrar que la dieta y el estilo de vida pueden jugar un papel mayor que la genética en el desarrollo y la gravedad de la catarata.

Las cataratas se producen naturalmente con la edad y nubla el cristalino del ojo, dejándolo opaco. A pesar de la llegada de la moderna cirugía de extirpación de cataratas, estas siguen siendo la principal causa de ceguera a nivel global. Los investigadores de King’s College London analizaron si determinados nutrientes de los alimentos o suplementos podían ayudar a prevenir la progresión de las cataratas. También trataron de encontrar cuánto importaban factores ambientales como la dieta en comparación con la genética.

Durante la medición del punto de partida, las dietas ricas en vitamina C se asociaron con un 20 por ciento de reducción de riesgo de cataratas. Luego de 10 años, los investigadores determinaron que las mujeres que informaban consumir más alimentos ricos en vitamina C tenían un 33 por ciento de reducción del riesgo de progresión de cataratas.

El modo en que la vitamina C inhibe la progresión de las cataratas puede tener que ver con su fortaleza como antioxidante. El líquido dentro del ojo es normalmente rico en vitamina C, lo que ayuda a evitar la oxidación que nubla el cristalino. Más vitamina C en la dieta puede aumentar la cantidad presente en el líquido alrededor del cristalino, brindando protección extra. Los investigadores señalaron que los resultados solamente pertenecen al nutriente a través del alimento y no de los suplementos de vitaminas.

“Si bien no podemos evitar totalmente desarrollar cataratas, podemos ser capaces de demorar su aparición y evitar que empeoren significativamente ingiriendo una dieta rica en vitamina C”, dijo el autor del estudio, Christopher Hammond, M.D., FRCOphth, profesor de oftalmología de King’s College London. EC

Para más información, visite www.aao.org/eye-health

Más artículos de interes