Las Guías Alimentarias emitidas por el Departamento de Agricultura y el Departamento de Salud y Servicios recomiendan un mayor énfasis en reducir el consumo de calorías e incrementar la actividad física debido a la epidemia de obesidad por la cual estamos pasando.

Y es que en esta época de prisas el consumir una dieta balanceada se ha vuelto cada vez más difícil y el sinnúmero de opciones que existen en lugar de ayudarnos a conseguir esta meta puede confundirnos. Por eso es importante saber y entender las etiquetas de los productos que compramos y consumimos. Pero más importante aún es saber qué alimentos debemos limitar, las alternativas saludables disponibles, el tamaño de las porciones que debemos consumir y cómo incorporar la actividad física en nuestras rutinas.

El tener una dieta balanceada no es tan difícil como parece, he aquí unos consejos que puedes seguir:
• Las nuevas Guías Alimentarias recomiendan llenar la mitad de su plato con vegetales y frutas en cada comida o merienda. Elija vegetales y frutas con mucho color, entre más color tienen las frutas y vegetales más nutrientes contienen.
• Modifique las recetas de la abuelita y hágalas un poco más saludables. Elija ingredientes saludables y base sus comidas alrededor de tortillas de trigo entero, frutas, vegetales, carnes magras, pescado, granos enteros y frijoles o habichuelas.
• Mantenga los sabores latinos al ayudar a su familia a consumir menos grasas saturadas al elegir carnes magras como el pescado, así como optar por hornear, asar o hervir en lugar de freír.
• Aumente el valor nutritivo de sus bebidas al intercambiar refrescos u otras bebidas de sabor naranja que pueden contener azúcares agregados y menos nutrientes por jugo de naranja 100 por ciento natural. Asegúrese de que el jugo de naranja que compre diga “100% jugo” (100% juice).
• Sustituya las grasas sólidas, como la margarina o la manteca por aceites saludables como el aceite de oliva.
• Limite las visitas a los restaurantes de comida rápida, y recuerde que muchos de estos establecimientos ofrecen opciones un poco más saludables. Busque las palabras “a la parrilla” (grilled) o “al vapor” (steamed).

El introducir un poco de ejercicio en su día es más fácil de lo que piensa:
• Cuando vaya a la tienda estaciónese lo más lejos posible de la entrada para que pueda disfrutar de una corta caminata. Y si puede caminar o ir en bicicleta a la tienda ¡mucho mejor!
• Si es posible, en lugar de tomar el ascensor use las escaleras.
• Tienes una caminadora en casa pero no tienes tiempo de usarla? Usela mientras ve su programa favorito.
• Salga a caminar unos 15 minutos durante su hora de almuerzo.
• Bájese del autobús una parada antes para que extienda su caminata al trabajo o de regreso a su casa.  

Vigile las porciones
¡Todo en moderación! La mayoría de nosotros consumimos más calorías de las que nuestro cuerpo necesita para funcionar saludablemente. La clave se encuentra en el balance y la moderación. El primer paso es prestar atención a lo que estamos comiendo. Una manera fácil de aprender el tamaño de una porción moderada, es comparando medidas con objetos que usamos comúnmente.  Por ejemplo:
• una pelota de tenis = 1 taza de jugo de naranja 100% natural
• una paquete de cartas de jugar = tres onzas de carne magra
• cuatro dados = una onza de queso bajo en grasa.
Con un poco de dedicación, puede ayudar a que toda la familia se vean y se sientan mejor.EC

Artículo de la nutricionista Sylvia Meléndez-Klinger

 

Compartir

Más artículos de interes