Pedir referencias, hablar con su médico, comparar varias instalaciones. ¿Qué más puede hacer para encontrar el lugar donde le den a los ancianos el cuidado que se merecen?

Por Cate Kortzeborn

La gente necesita hogares de ancianos por diferentes razones. Muchas comunidades cuentan con este tipo de instalaciones. Pero ¿cómo puede elegir un asilo que le convenga a la persona que lo necesita?

El primer paso es conocer las instalaciones disponibles en su área. Puede hacerlo de varias maneras.

• Pregunte a personas de su confianza, como su familia, amigos o vecinos, si han tenido una experiencia personal con los hogares de ancianos. Ellos podrían darle una recomendación.

• Consulte con su médico y averigüe si éste proporciona atención a las residencias de ancianos locales. Si es así, pregúntele a su médico cuáles hogares de ancianos visita, para que posiblemente pueda seguir viendo a su mismo doctor mientras está en ese asilo.

• Si está en el hospital, pregúntele a su trabajador social sobre un hogar de ancianos para cuando al paciente lo den de alta del hospital. El personal del hospital podrá ayudarle a encontrar un asilo que satisfaga sus necesidades, así como ayudarle con su traslado cuando esté listo.

Medicare proporciona una forma práctica de revisar los hogares de ancianos locales, utilizando la página web Comparación de Asilos: https://es.medicare.gov/nursinghomecompare/search.html. Allí se aparecen las calificaciones de más de 15,000 hogares de ancianos certificados para los pacientes de Medicare y Medicaid en los Estados Unidos.

Es importante saber que Medicare cubre estancias de corta duración en un hogar de ancianos después de una hospitalización, pero por lo general no cubre el cuidado a largo plazo.

Medicaid cubre las estancias del hogar de ancianos a largo plazo, y puede incluir la cobertura a domicilio y servicios basados en la comunidad (HCBS por sus siglas en inglés). HCBS proporcionan oportunidades para que las personas con Medicaid obtengan servicios en su propio hogar o su comunidad. Estos programas sirven a una variedad de grupos, incluyendo a las personas con enfermedad mental, discapacidad intelectual o del desarrollo, y/o discapacidades físicas.

Tenga en cuenta que un hogar de ancianos puede no ser la mejor opción. Una variedad de servicios de la comunidad pueden ayudar con su cuidado personal y actividades, así como la modificación del hogar y equipo/aparatos que le ayudan a quedarse en casa. EC

Para más información, visite www.eldercare.gov o llame al 1-800-677-1116.

Más artículos de interes