La edad para comprar cigarros y los cigarrillos electrónicos están sujetos s nuevas normas

La lucha para dejar de fumar acaba de asestar un golpe seco a la industria aquí en California con la implementación de nuevas leyes, entre las que se incluyen la del aumento de la edad mínima para adquirir productos del tabaco y que pasó de 18 a 21 años de edad, y por primera vez, los cigarrillos electrónicos se añaden a la definición existente de productos de tabaco. California es el segundo estado de la nación, después de Hawaii, en aumentar la edad mínima para la venta de tabaco a 21 años.

“Hoy conmemoramos un momento significativo en la historia de California ya que las nuevas leyes que regulan el uso del tabaco entran en vigor en todo el estado. Es la primera vez que el Estado Dorado aumenta la edad para la venta de tabaco desde que ley entró en vigor hace 144 años”, dijo la Dra. Karen Smith, Directora del Departamento de Salud Pública de California (CDPH) y Funcionaria de Salud del Estado. “Nuestro enfoque es alcanzar a más de 34,000 tiendas que tienen licencia para vender tabaco y a unas 1,200 tiendas de vapeo (vape shops) para ofrecerles información y los recursos necesarios para cumplir con la nueva ley Tabaco 21”.

Para ayudar a los vendedores a cumplir con estas nuevas leyes, CDPH ha creado una serie de materiales educativos, incluyendo letreros de advertencia de la edad de venta, rótulos para ventanas para recordar a los clientes de la nueva ley y consejos para ayudar a los empleados a verificar la identificación del cliente.

Aproximadamente 34,000 californianos mueren cada año debido al uso del tabaco. Las enfermedades relacionadas con el uso del tabaco les cuestan a los californianos $18.1 mil millones al año en gastos directos e indirectos de cuidado de salud debido a la muerte prematura y la baja productividad debido a enfermedades.

Como parte de la nueva ley que define a los cigarrillos electrónicos como productos de tabaco, no se pueden vender a través de exhibidores de autoservicio los cigarrillos electrónicos, líquidos electrónicos, incluyendo dispositivos y accesorios para vaporizar.

Los cigarrillos electrónicos tampoco se permiten en los lugares donde fumar ha estado prohibido desde hace mucho tiempo, incluyendo a bordo del transporte público, áreas de trabajo, restaurantes, escuelas y parques infantiles. Aproximadamente 217,000 jóvenes en California entre los 12 y 17 años de edad, fuman cigarrillos tradicionales o cigarrillos electrónicos actualmente.

“California está dando un paso enorme para prevenir que una nueva generación de jóvenes se vuelva adicta a la nicotina”, dijo la Dra. Smith. “El aumento en el uso de los cigarrillos electrónicos entre los adolescentes y los jóvenes no es un accidente. La industria del tabaco promueve agresivamente los aparatos y los sabores de dulce de los cigarrillos electrónicos y está poniendo en peligro la salud de nuestros jóvenes”.

Muchos cigarrillos electrónicos contienen nicotina, una neurotoxina altamente adictiva. Los estudios revelan que el desarrollo del cerebro continua hasta los 25 años y estar expuesto a la nicotina antes de esta edad puede causar deterioro cerebral permanente y hacer que los jóvenes luchen contra la adicción de por vida. De acuerdo a la encuesta “California Healthy Kids” (Niños Saludables de California) del Departamento de Educación de California, los adolescentes de secundaria y preparatoria están usando cigarrillos electrónicos a un índice mucho mayor que los cigarrillos tradicionales. Los estudios también revelan que los adolescentes que usan cigarrillos electrónicos son tres veces más propensos a comenzar a fumar cigarrillos tradicionales antes del transcurso de un año. EC

Para información y recursos, visite www.nobutts.org o llame al 1-800-45-NO-FUME 

Más artículos de interes