¿Cuáles son los tratamientos y producots que podrían ayudar a que renazca el cabello o evitar su caída?

El ciclo de crecimiento, caída y renacimiento del cabello puede alterarse debido a varios factores, tales como antecedentes familiares, cambios hormonales, enfermedades y medicamentos. El estrés físico y emocional también puede conducir a la pérdida del cabello.

Los antecedentes familiares suelen repercutir sobre el patrón de la calvicie. Este tipo de caída del cabello generalmente ocurre de forma lenta y con patrones predecibles, que en los hombres son de entradas o recesión en la línea de crecimiento del cabello y partes calvas, mientras que en las mujeres consiste en el afinamiento del cabello en la coronilla.

El tratamiento más común para la caída del cabello de venta sin receta médica se llama minoxidil (nombre comercial de Rogaine) y viene en líquido, espuma y champú. Este medicamento es más eficaz cuando se aplica sobre el cuero cabelludo dos veces diarias, y a muchas personas les permite conservar el cabello restante y restablecer hasta cerca de 10 por ciento del pelo perdido.

A fin de no perder los beneficios de este medicamento, es preciso continuar usándolo; pues cuando se suspende, el pelo renacido puede volver a caer.

Otra manera de reducir la pérdida del cabello es tratándolo con mucha suavidad. Disminuya el champú a dos o tres veces por semana y cepíllese o péinese con suavidad, especialmente cuando el pelo esté mojado. Una peinilla de dientes anchos puede servir para no arrancar el pelo. Evite los peinados apretados, como trenzas, moños y coletas. Procure no retorcer, ni jalar ni frotar el cabello. Evite igualmente los tratamientos fuertes, como las planchas para rizar o alisar el cabello, los rulos calientes y los tratamientos con aceite caliente.

Existen también medicamentos de venta bajo prescripción para la pérdida del cabello con patrón de calvicie. El medicamento finasteride ha demostrado ser eficaz en los hombres, tanto para la pérdida del cabello como para hacerlo renacer; mientras que en las mujeres, las terapias hormonales que ayudan a mantener equilibrados los niveles de estrógeno y testosterona generalmente les permiten conservar el cabello y disminuir su caída.

Consulte con el médico o haga una cita con un dermatólogo si los remedios de venta libre y las medidas de autocuidado no son suficientes para disminuir la pérdida del cabello.

Con información de Mayo Clinic

Compartir

Más artículos de interes