Los participantes de un novedoso programa mejoraron su salud física bailando ritmos como salsa, merengue, bachata y cha cha cha

Los investigadores de la Universidad de Illinois en Chicago realizaron un novedoso estudio para comparar los beneficios entre un programa de educación de la salud y un programa de danza de 4 meses de duración, y resultó que el baile latino ayudó a adultos mayores a caminar más rápido y mejorar su salud física, lo que redujo su riesgo de sufrir enfermedades cardiacas, esto de acuerdo con una investigación presentada en las Sesiones científicas sobre Epidemiología/Estilo de vida 2016 de la American Heart Association.

Después de cuatro meses de asistir a clases de baile con música latina dos veces a la semana, los participantes pudieron caminar más rápido y estaban más activos físicamente durante su tiempo libre que al principio del estudio. Aquéllos que asistieron a las clases de educación de la salud mostraron una mejora menor en cuanto a su actividad física.

Los hallazgos se basan en individuos principalmente sedentarios que tenían alrededor de 65 años al inicio del estudio; más del 80 por ciento del grupo eran mexicanos o mujeres.

El programa de danza es BAILAMOS©, una intervención culturalmente personalizada y enfocada en el estilo de vida de la comunidad, desarrollado por David X. Márquez y Miguel Méndez en la Universidad de Illinois en Chicago, el cual incluye cuatro estilos de baile distintos: merengue, bachata, cha cha cha y salsa, todos guiados por un instructor de danza y con coreografías más complejas conforme avanza el programa.

Aumentar la actividad física es una de los Objetivos de Impacto 2020 de la American Heart Association, que hace un llamado a los adultos a realizar mínimo 150 minutos de actividad física moderada o por lo menos 75 minutos de actividad física vigorosa (o una combinación de ambas) a la semana.

Se ha demostrado que la actividad física regular reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas, ataques cerebrales, diabetes tipo 2 y complicaciones asociadas con la edad avanzada, además de que mejora el equilibrio, la movilidad y reduce el estrés.

“Lo que parece ser una intervención divertida y en sintonía con la cultura puede tener efectos significativos en la salud pública”, dijo Priscilla Vásquez, MPH, autora principal del estudio.

“Los adultos mayores latinos enfrentan muchas barreras y están ocupados cuidando a otros y encargándose de otras responsabilidades, por lo que dejan la actividad física de lado y muchas veces no hay oportunidades disponibles para ellos”, dijo Vásquez. “Este programa los involucra a nivel físico, cultural y emocional. Como anécdota, he escuchado a participantes decir que ir a las clases de danza los ayuda a liberarse del estrés. También interactúan con otros y crean una comunidad. Todo esto impacta tanto a su salud física como a su salud mental y a su bienestar”.

Bailar puede tener mayores implicaciones en la salud. Vásquez mencionó que el equipo de investigación está interesado en ver si  BAILAMOS© puede ayudar a los latinos mayores que ya experimentan deterioro cognitivo leve. “Estamos interesados en usar una resonancia magnética”, dijo, “para ver si la danza afecta positivamente a su cerebro”, concluyó la experta. EC 

Más artículos de interes