Se buscan familias adoptivas para niños colombianos de 10 a 14 años, a los que podrán conocer durante el verano

Cuando una familia decide adoptar a un niño, por lo general busca candidatos dentro de un rango de edad de 0 a 6 años. Para los que superan esta etapa se vuelve más difícil poder encontrarles un hogar.

Por esta razón, la organización Kidsave creó el programa Summer Miracles, para darle a estos chicos una segunda oportunidad de tener una familia adoptiva. Por eso cada año hace el esfuerzo de traer a Estados Unidos a niños difíciles de adoptar en sus países de origen, a causa de su edad (de 10 a 14 años). “Este año traemos a EEUU a 50 niños colombianos, para quienes buscamos a familias anfitrionas que los puedan hospedar durante las 4 o 5 semanas que dura el verano”, explicó Alejandro Yepes, coordinador de Kidsave.

El objetivo principal de esta visita es para que los niños conecten con familias interesadas en adoptarlos, aunque Yepes aclara que los pequeños no saben que vienen con ese propósito, esto para que las familias anfitrionas y las potencialmente adoptivas no despierten en ellos falsas expectativas.

El coordinador señala que durante este periodo de tiempo los chicos viven con una familia anfitriona previamente seleccionada, misma que se encarga de llevarlos a las diferentes actividades en la que pueden conocer a otras familias que pudieran adoptarlos definitivamente. Aunque cabe señalar que muchas veces son las familias anfitrionas las que terminan por adoptar al niño o niños que tuvieron en casa.

“Estamos seleccionando familias anfitrionas hasta mediados de mayo. Un trabajador de servicios sociales visita el hogar, conocen a la familia y determinan si pueden recibir al niño durante estas 4 semanas”, indicó Yepes. Desde luego, se realizan otros filtros para garantizar la seguridad de los pequeños durante su estancia con una familia. “Pueden ser personas solteras, tener o no tener niños, ser una pareja gay o no, tener altos o moderados ingresos; eso no es una limitante”, agregó el vocero.

Además de Los Ángeles, el programa también se lleva a cabo en otras partes de Estados Unidos, como el área metropolitana de Washington DC; Baltimore, Maryland; Des Moines, Iowa; la región de New York, Connecticut y New Jersey; Minnesota y Atlanta. Yepes aclaró que cuando termina el verano, los niños tienen que regresar a Colombia para seguir con los trámites de adopción si se llegó a un acuerdo con alguna de las familias interesadas. “Esto ya se hace a través de agencias de adopción, no a través de Kidsave”, advirtió.

Summer Miracles invita a que más personas se unan a este proyecto de amor, ya sea como familias anfitrionas o adoptivas, y que puedan hacer un milagro en la vida de estos niños colombianos. EC

Las familias interesadas en ser anfitrionas o en adoptar, pueden obtener mayor información en http://www.kidsave.org/host-a-child-mentor-a-child/

Para ver fotos y un perfil de los niños, visite http://www.kidsave.org/orphans-for-adoption/summer-miracle-kids-gallery/

Compartir

Más artículos de interes