La organización First 5 LA ofrece cinco consejos para fortalecer la unidad familiar de una forma sencilla

¿Qué hace que una familia sea sólida? Hay estudios que demuestran que las familias más fuertes y saludables tienen cinco cualidades en común. Estos cinco “factores protectores” ayudan a crear un ambiente seguro y saludable para que los adultos sean los mejores padres que pueden llegar a ser, y para que sus hijos aprendan, crezcan y se desarrollen a su máximo potencial. Estas son las cinco cualidades:

1. Estrategias para el manejo del estrés. Es un hecho que la crianza de los hijos puede llegar a ser estresante. La forma en la que manejamos el estrés puede marcar la diferencia en cómo afecta a nuestra familia. Desarrollar habilidades creativas para solucionar problemas, tener una actitud positiva, contar con estrategias para recuperarse de las dificultades y tener acceso a la ayuda de fuentes confiables cuando sea necesario, fortalece nuestro rol de padres y nos ayuda a manejar cualquier situación que la vida nos presente.

2. Padres que aprenden. Cuando se trata de la crianza de los hijos el conocimiento es poder. Aprender hechos sobre cómo se desarrollan los bebés y los niños, comprender lo que se puede esperar en las diferentes edades y etapas de los hijos, y desarrollar expectativas realistas sobre su conducta, todo eso ayuda a construir familias más felices y también a que la familia se mantenga fuerte en esos primeros años y más todavía.

3. Niños sociables. Los niños que pueden expresar y controlar las emociones y saber cómo llevarse bien con otras personas, son más propensos a ser parte de una familia sólida. Este tipo de familias tienen niños que se sienten seguros en casa y en otros entornos.

4. Tener una red familiar. Una familia sólida tiene conexión con otros familiares, con amigos y con la comunidad. Una red familiar ofrece apoyo emocional, asistencia para la crianza de los niños, recursos y oportunidades para divertirse.

5. Saber que hay ayuda disponible en tiempos difíciles. Durante las situaciones complicadas, las familias sólidas se mantienen fuertes al saber que hay ayuda disponible que pueden buscar cuando sea necesario. Manejar una crisis familiar se vuelve más fácil cuando sabemos que existen recursos y servicios a nuestro alcance. EC 

Con información de First 5 LA

Más artículos de interes