Conozca las consecuencias que deben pagar los padres por la mala conducta intencional de sus hijos menores de edad

Lic. Jess J. Araujo

Cada Estado en este país tiene leyes que imponen obligaciones legales a los padres por los actos de sus hijos menores. Los padres de hijos menores que dañan propiedad pública o privada o que lesionan a personas frecuentemente se sorprenden cuando la ley los castiga (a los padres) imponiéndoles grandes multas y/o enviándolos a la cárcel.

La ley de California más relevante sobre la responsabilidad de los padres establece que: “cualquier acto de mala conducta intencional de un menor que resulte en lesión o muerte de otra persona o en algún daño a la propiedad ajena deberá ser imputado a los padres o al tutor que tiene custodia o control del menor… y deberán ser responsables conjunta y separadamente con el menor por cualquier daño que resulte de la mala conducta intencional”.

La responsabilidad financiera de los padres o el tutor está limitada a $25,000 por cada acto ilícito del menor. Y, los padres o el tutor están obligados a pagar los costos de corte, honorarios de abogado, y daños a la propiedad causados por el hijo menor de edad que incluyen paredes manchadas con pintura (graffiti).  Y, la sección 272 del Código Penal de California es similar a las leyes de muchos estados que consideran un crimen “Contribuir a la Delincuencia de un Menor”. Se viola esta ley si los padres/tutores “no cumplen con su deber legal de ejercitar cuidado, supervisión, protección y control razonables sobre sus menores hijos”. Este es un delito que castiga a los padres/tutores con una multa de $2,500 y/o hasta un año en cárcel por cada acto ilícito del menor. A los padres de delincuentes juveniles de primera vez, usualmente se les da la opción de participar en clases para padres de familia o enfrentar cargos criminales.

Una ley del año 1996 permite que los jueces ordenen a los padres o tutores pagar hasta $25,000, más un incremento cada dos años por costo de vida, a las víctimas de crímenes cometidos por sus hijos menores. Esto es en adición a las multas y otros costos que pueden ser impuestos al menor. Los jueces también pueden considerar el potencial de ingresos monetarios de los padres, tutores, y del menor culpable para determinar el monto de las multas y castigos. Esto significa que a los padres, tutores y menores se les puede ordenar que paguen cantidades muy grandes de sus ingresos monetarios futuros por muchos años. Estas estrictas leyes revelan y representan un cambio en la actitud dentro de nuestra sociedad y entre los legisladores. Ahora la política legal en este país es hacer responsables a los padres y tutores por no enseñar adecuadamente a sus hijos a respetar los derechos y los bienes de otros. Hoy se cree que castigar a los padres y tutores hará que se aseguren que sus hijos no lesionen a otros o dañen sus propiedades.

La ley impone castigo por “supervisión negligente” a los adultos que tienen custodia y control de menores que ilícitamente ocasionan daños o lesiones. La ley incluye a abuelos y otros que tienen “custodia y control” de un menor. En California el castigo a padres y guardianes solamente aplica hasta que el hijo tiene 18 años de edad o antes si el menor se emancipa por orden de la corte, por matrimonio o si se une al ejército. ¡NO SE DEJE! ®

Más artículos de interes