La violencia física o verbal no tiene justificación alguna y el primer paso para salir de una relación abusiva es buscar ayuda

Para ayudarle a entender mejor el significado de un hecho tan denigrante y dañino como la violencia doméstica, lea los siguientes mitos y realidades.

Mito #1: Algunas personas merecen ser abusadas verbal o físicamente.
Nadie merece ser abusado ni verbal ni físicamente. Eso de que “me lo merezco por ser como soy”, “me lo merezco por no hacer las cosas mejor”, todo eso es falso. La única persona responsable del abuso es el abusador mismo.

Mito #2: La furia causa la violencia doméstica.
Aquellos que maltratan no sienten más furia que el resto de la humanidad. Utilizan la furia como excusa y justificación para su comportamiento. Todos sentimos furia pero no tenemos que expresarla abusando de otros.

Mito #3: Los abusadores “pierden el control” sobre su temperamento.

La violencia no es pérdida de control, es el ejercicio del poder y del control de un compañero sobre el otro. Los abusadores generalmente son sólo violentos con sus compañeras o sus hijos.

Mito #4: La violencia doméstica sólo ocurre en familias pobres o de bajo nivel educativo.
La violencia doméstica toca a todos los grupos demográficos sin importar raza, etnicidad, nivel económico, clase, orientación sexual, ocupación o educación. Hay médicos, policías, abogados, jueces y otros profesionales que golpean a sus compañeras.

Mito #5: Si una mujer golpeada de veras desea huir, lo puede hacer.
Cualquier mujer que considere dejar a su abusador corre riesgos. El 65% ciento de las mujeres golpeadas que son asesinadas, mueren en manos de sus abusadores cuando –o después– de que los dejan.

Mito #6: La violencia doméstica es problema de mujeres.
Aunque es cierto que el 93% de las víctimas de violencia doméstica son mujeres, éste no es un problema sólo de mujeres. El 7% de las víctimas son hombres.

Mito #7: Las drogas y el alcohol causan la violencia doméstica.
Las drogas y el alcohol pueden aumentar el nivel de peligro y se encuentran presentes en por lo menos el 50% de los casos de violencia doméstica. Sin embargo, muchos de aquellos que maltratan no consumen drogas ni alcohol.

Si usted es víctima de abuso físico o emocional llame al 1-800-799-7233. Esta línea en español le ofrece recursos para protegerse. EC

Más artículos de interes