Las autoridades de salud alertan a las mujeres hispanas embarazadas sobre el riesgo de enfermarse de listeriosis

La listeriosis es una enfermedad que se transmite por comer alimentos contaminados con una bacteria llamada Listeria, microorganismo que puede encontrarse en quesos blandos y otros productos lácteos elaborados con leche sin pasteurizar.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) alertó especialmente a las mujeres embarazadas sobre los riesgos de la listeriosis, debido a que la Listeria puede afectar a personas de todas las razas y grupos étnicos, pero las mujeres embarazadas tienen una probabilidad aproximadamente 10 veces mayor de contraer listeriosis que otros adultos sanos. Además, advirtió que las mujeres hispanas embarazadas son 24 veces más propensas a contraer listeriosis que la población general.

Consecuencias de la listeriosis

Las autoridades de salud dicen que una mujer embarazada puede transmitir la Listeria a su bebé antes de nacer incluso sin saberlo porque no se sentirá enferma, pero la enfermedad puede provocar un aborto espontáneo, muerte fetal, parto prematuro, nacimiento de un bebé con bajo peso, una amplia gama de problemas de salud para el recién nacido o incluso la muerte del bebé.

Síntomas

La listeriosis puede producir fiebre, escalofríos, dolores musculares, náuseas y diarrea o malestar estomacal. Si la infección se propaga al sistema nervioso, puede causar dolores de cabeza, rigidez en el cuello, confusión, pérdida del equilibrio y convulsiones. En casos extremos, la listeriosis también puede provocar la muerte.

Prevención

La FDA recomienda a todas las mujeres embarazadas no comer los siguientes alimentos:

• Quesos blandos (como el queso feta, brie, camembert, azul, blanco, fresco, asadero y panela), salvo que estén elaborados con leche pasteurizada.

• Salchichas, fiambres y embutidos a menos que estén recalentados y bien calientes.

• Patés o pastas de carne para untar refrigerados.

• Mariscos ahumados refrigerados, a menos que estén cocidos, como por ejemplo, en un guiso. 

La FDA elaboró una Guía para el Educador Comunitario en inglés y en español, que incluye diversos materiales que se pueden imprimir y personalizar. Haga clic aquí para descargarla de forma gratuita o llame para más información al 1-888-INFO-FDA (4636-332). EC

Compartir

Más artículos de interes