La FDA hizo un gran anuncio que ayudará a prevenir graves defectos de nacimiento, como la espina bífida

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) anunció hace unos días que se permitirá la fortificación de la harina de masa de maíz con ácido fólico para prevenir los defectos de nacimiento. El anuncio reflejó la decisión de aceptar la Petición de Ciudadanos presentada en 2012 por March of Dimes, la Academia Americana de Pediatría, la Asociación de Espina Bífida, National Council of La Raza, Royal DSM y Gruma Corporation.

En 1996, la FDA ordenó a todos los fabricantes de harina de trigo y muchos otros tipos de harina que las fortificaran con ácido fólico para elevar los niveles de ácido fólico en la población estadounidense general. En los años posteriores a la fortificación obligatoria la incidencia de los defectos del tubo neural disminuyó en un 27%, una importante victoria de salud pública que previene los defectos del tubo neural en alrededor de 1,300 nacimientos por año. Sin embargo, la incidencia de los defectos del tubo neural permaneció más alta en la población hispana. Una teoría que explica esta disparidad es que no era obligatorio fortificar con ácido fólico la harina de masa de maíz, un producto básico de muchas familias hispanas. La decisión de hoy permitirá que la harina de masa de maíz se fortifique también.

“El anuncio de hoy representa una victoria importante para la salud materno-infantil, en particular en nuestras comunidades hispanas”, manifestó la Dra. Jennifer L. Howse, presidenta de March of Dimes. “La decisión de la FDA servirá para prevenir numerosos casos de defectos de nacimiento devastadores, como la espina bífida.

“La Academia Americana de Pediatría apoya la medida de la FDA de permitir la fortificación con ácido fólico de la harina de masa de maíz. Las madres y los niños pequeños serán más sanos y estarán más protegidos como consecuencia de ello”, comentó el Dr. Benard Dreyer, FAAP, presidente de AAP.

Sara Struwe, directora ejecutiva de la Asociación de Espina Bífida, comentó: “Nos entusiasma mucho que la FDA haya priorizado la inclusión de la harina de masa de maíz en la fortificación con ácido fólico, lo cual ayudará en gran medida a prevenir los defectos de nacimiento, como la espina bífida, en las poblaciones hispanas. Las mujeres necesitan 400 mcg de ácido fólico diario, y este es un paso enorme que contribuye a prevenir los defectos del tubo neural y una decisión que debe celebrarse. Deseo agradecer a todos nuestros funcionarios elegidos, socios y personal de la FDA que trabajaron tan arduamente para lograr este importante cambio de política”. EC 

Más artículos de interes