Gracias a una masiva campaña publicitaria, María Cárdenas se ha convertido en una especie de celebridad que intenta motivar a la mujer latina

María Cárdenas nació en el Valle Central y tiene ascendencia mexicana y portuguesa. A los 19 años de edad empezó a trabajar en la línea de procesamiento de pollos de la compañía Foster Farms, cuya planta central se encuentra ubicada en la ciudad de Livingston, California. Después de 20 años en la empresa, María es hoy una ejecutiva del departamento de recursos humanos.

“Nací y crecí aquí en California. Soy la tercera generación de mi familia trabajando allí. Mi mamá se acaba de retirar hace cinco años, después de trabajar 38 años en la compañía”, dijo Cárdenas, orgullosa de seguir con esa tradición.

Gracias a su papel como esposa, madre y profesionista, los encargados de la publicidad de la empresa se fijaron en ella para lanzar su nueva campaña. “Sentí muchos nervios pero a la vez mucho orgullo de poder representar a la mujer latina y moderna que tiene que dividir su tiempo y organizar todo para lograr lo que necesita una madre hoy en día. El mensaje más importante de esta campaña que es a las madres latinas podemos cocinar y brindar lo mejor a nuestras familias”, señaló Cárdenas.

María tuvo que completar jornadas a las que no estaba acostumbrada, como entrevistas, sesiones de fotografía y eventos donde le ha tocado cocinar junto a chefs reconocidos y más. Hoy se le puede escuchar en comerciales de radio y se le puede ver en carteles publicitarios y en toda clase de promociones impresas, ya que la empresa también está ofreciendo un útil recetario con el toque de María. Y dice que próximamente podrían llegar apariciones en televisión.

Esta madre hogareña que habla tres idiomas se expresa con mucho orgullo de la empresa en la que ha estado toda una vida. “Allí me quiero retirar”, dijo después de mencionar el hecho de que el producto que procesan es fresco y libre de hormonas y esteroides. Su objetivo también es incentivar a la mujer latina. “El mensaje que le doy a las mujeres latinas es que no se den por vencidas, que le echen ganas y que todo lo pueden lograr en esta vida”. María es un claro ejemplo de ello. EC

Más artículos de interes