El mexicano Miguel Aguilar firmó con el equipo de Los Ángeles tras una temporada con el DC United, todo gracias al DACA  

A mediados de diciembre se dio la noticia de que Miguel Aguilar, mediocampista del DC United, pasará a formar parte de la plantilla del L.A. Galaxy. Noticia vieja, pero no deja de llamar la atención que Aguilar es el primer jugador sin documentos que juega de forma profesional con un equipo estadounidense. Bueno, eso de “sin documentos” es a medias, ya que Miguel es uno de los miles de jóvenes que pudo ampararse bajo el programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), gracias a lo cual pudo obtener un permiso de trabajo para desempeñar, aunque sea temporalmente, su profesión.

Aquí cuando comenzaba con el DC United

Aguilar nació en Ciudad Juárez, Chihuahua, el 30 de agosto de 1993, pero a la edad de 11 años cruzó del otro lado en compañía de su hermano huyendo de la violencia generada por el narcotráfico, para asentarse en la ciudad de Sacramento, California. Hoy, con 23 años de edad, no solo destaca en el fútbol de la MLS, sino que cuenta con una carrera en finanzas conseguida en la Universidad de San Francisco.

En el 2015 el DC United hizo su sueño realidad al firmarlo como refuerzo. Al principio Aguilar tuvo algunos contratiempos por su calidad de “dreamer”, como una vez que viajó con el equipo a Costa Rica para un partido de la “Concachampions”; a su regreso y con pasaporte mexicano, tuvo algunos problemas para volver a ingresar a Estados Unidos. Otro caso es cuando en un partido de temporada regular no pudo jugar ni estar en la cancha con sus compañeros, mientras se resolvía un asunto relacionado a su permiso de trabajo.

El futuro de Aguilar está en suspenso debido a las advertencias del presidente electo, Donald Trump, de acabar con el DACA, toda vez que jóvenes como Aguilar han venido a aportar trabajo y talento a este país. Además de jugar fútbol Miguel se destacó desde la preparatoria, de donde se graduó con altos grados académicos, tanto, que obtuvo una beca completa para ir a la universidad. Ahora toca el turno de verlo en acción con el cuadro de Los Ángeles… eso si la nueva Administración de Trump no trunca sus sueños. EC 

Compartir

Más artículos de interes