El actor habla de su carrera como latino en Hollywood, del matrimonio y del hecho de envejecer

El actor y comediante de origen colombiano, John Leguizamo sigue sumando proyectos a su carrera en Hollywood, ahora con su participación en la película “The Infiltrator”, la cual se estrena en septiembre.

A sus 51 años de vida, John mantiene una energía envidiable, aunque él mismo reconoce que algunas cosas ya le cuestan más trabajo realizarlas; de eso y mucho más habló recientemente en una entrevista para la revista AARP, de donde aprovechamos para ofrecerle las citas más destacadas de la nota.

Sobre envejecer: Yo sé. Que no lo parezco. Todos piensan que estoy en mis 40, pero me siento de mi edad, 51. Hasta una casa se empieza a tambalear después de los 50. Hay mucho más mantenimiento. Antes de entrenar en el gimnasio, tengo que hacer 30 minutos de pre-entrenamiento. Pero está bien. Hay sabiduría que viene con el tiempo. Tienes un visión más grande del mundo y más compasión. Mira las últimas obras de Shakespeare. Todas terminan en el perdón, aunque no debería de ser así.

Sobre ser latino en Hollywood: Ser latino en el mundo del espectáculo se ha vuelto mucho mejor. Cuando yo tenía 26 años hice solo el programa Mambo Mouth y fue un hito. La gente empezó a decir, ‘Wow, las historias latinas son pertinentes’. Me enseño que no estoy limitado por Hollywood – o Hollywood no me ve. Hoy en día ves a personas como Lin-Manuel Miranda [creador y estrella principal de Hamilton: An American Musical] haciendo un reparto daltónico. Nadie creía que podría funcionar. Pero él fue e hizo el éxito más grande en la historia de Broadway.

Sobre ‘el negocio’: “No quisiera que mis hijos hagan lo que yo hago. Amo el arte pero no el negocio. Hay mucha superficialidad. La manera como las mujeres son juzgadas – tienen una fecha de caducidad. Es ridículo. O eres muy alto, o pequeño. No me importaría si mis hijos se vuelven dramaturgos o guionistas. Entonces se trataría del trabajo y no la basura.

Sobre el matrimonio: Han sido 13 años para mi esposa y para mí. No hay ningún secreto, tienes que conocer a la persona correcta. Supongo que también tienes que poner trabajo en ello. Mantenerlo atractivo. Mantener una comunicación abierta. Cuando veo que ella está tratando de complacerme y yo a ella, eso es amor. EC

Más artículos de interes