Luisa Fernanda Montero | 21 de diciembre de 2011

 

En estas fechas muchas personas se preguntan si es seguro salir del país o no. Para empezar, es bueno distinguir entre la tarjeta verde o residencia y las diferentes visas que permiten entrar y permanecer temporalmente en el país.

 

La llamada Green Card es un documento que certifica o evidencia la condición de residente permanente de un individuo en Estados Unidos, y le otorga a las personas que la poseen el derecho a trabajar y vivir permanentemente en este país.

 

Al ser residentes las personas pueden salir y entrar del país, aunque, con el propósito de mantener ese estatus los portadores de una Green Card pueden obtener un permiso de reingreso cuando visitan países extranjeros, ya que están sujetos a ciertas regulaciones. Dependiendo de la extensión del viaje, un permiso de reingreso puede ser necesario para no perder la Green Card.

 

Salir del país sin que el permiso haya sido aprobado puede ser arriesgado, porque es posible que su solicitud sea denegada y que eso le cause problemas a la hora del reingreso.

 

Si usted está en un proceso bajo una petición o está esperando respuesta de las autoridades migratorias, no es recomendable que salga del país. Sin embargo, si desea o necesita hacerlo, es indispensable que consulte su situación particular con su abogado y tome las precauciones del caso.

 

Ahora, muchas personas que permanecen en Estados Unidos están sujetas a las regulaciones particulares de su tipo de visa. Las visas son en términos generales autorizaciones o permisos de ingreso y estadía temporal que se denominan de acuerdo a su propósito. Así encontramos la Visa de Negocios o B-1, la Visa de Turista o B-2, la Visa de Estudiante o F-1, las Visas H-1B y H-2B de Trabajo o la K-1 que es la Visa de Novios o Fiance entre otras.

 

Cuando los portadores de este tipo de visas ingresan al país a través de un puerto de entrada, como un aeropuerto, deben diligenciar el Formulario I-94 que cumple el propósito de registrar la información de entradas y salidas de todos los visitantes que salen y entran de Estados Unidos.

 

Al ingresar al país usted deberá diligenciar este formulario, parte de él se quedará con el funcionario de inmigración y la otra parte debe quedarse con usted. Usted debe conservar este documento, si lo pierde u olvida entregarlo al salir del país, tendrá problemas si quiere volver  porque su archivo permanecerá abierto y usted figurará como alguien que excedió el tiempo de permiso de estadía en el país.

 

En este punto es muy importante aclarar que las visas pueden ser otorgadas por distintos periodos de tiempo, un año, cinco años, diez años. Eso no significa que al ingresar al país usted tenga autorización de permanecer en él por ese mismo tiempo.

 

Es el Formulario I-94 el que indica exactamente cuanto tiempo puede usted permanecer en el país y eso dependerá de su tipo de visa y del funcionario de inmigración que lo reciba en el puerto de entrada y exceder el tiempo de estadía sin pedir una extensión puede traerle problemas, porque usted pasará a ser una persona no autorizada para permanecer en Estados Unidos.

 

De cualquier modo, recuerde que antes de tomar una decisión relacionada con su estadía o su estatus en este país, debe asesorarse correctamente. Consulte a su abogado de confianza y no dude en buscar una segunda opinión si tiene posibilidades de hacerlo. A veces un error que puede parecer insignificante puede cambiarle la vida. EC

 

Información cortesía de La Columba Vertebral de La Red Hispana

Compartir

Más artículos de interes