Redacción EC | 24 de febrero de 2012

De acuerdo a un reporte publicado recientemente por la Cámara de Comercio de EE.UU. y el Centro de Política de Inmigración (IPC), los inmigrantes empresarios crean puestos de trabajo y fortalecen la economía. Por esta razón el gobierno de Estados Unidos debería trabajar en las leyes de inmigración y las políticas para fomentar que estos empresarios desarrollen negocios en este país.

 

“La Asociación de Pequeños Negocios de Estados Unidos estima que las pequeñas empresas han generado el 64% de nuevos empleos en los últimos 15 años”, dijo la autora del informe, Marcia Hohn de Drew, directora del Instituto de Educación Pública en el Centro de Aprendizaje de los Inmigrantes, Inc.

 

Por otro lado, Benjamin Johnson, director ejecutivo del Consejo Americano de Inmigración, expresó que “se la ha prestado mucha atención a los inmigrantes expertos en tecnología o con un alto nivel de educación, pero este informe enfatiza que es más importante reconocer la necesidad que hay en una comunidad y que el empresario tenga el compromiso y la habilidad necesarios para materializar un proyecto allí mismo”.

 

El informe contiene propuestas administrativas y legislativas que, juntas, podrían crear un ambiente que fomenta el crecimiento. Son las siguientes:

 

1. Crear una cultura empresarial confortable. El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) debe crear más políticas favorables a las empresas, promover y agilizar los programas de iniciativa empresarial, y poner en marcha nuevas oportunidades de participación para recabar ideas para poder abordar las necesidades particulares de empresarios, nuevos negocios y los que tienen en mente iniciar uno.

 

2. Pedir menos documentación. El DHS no debería exigir una documentación excesiva o minimizar los logros de los candidatos calificados que podrían iniciar negocios o crear puestos de trabajo en los Estados Unidos.

 

3. Crear o modificar categorías de visas ??destinadas específicamente para empresarios inmigrantes. El Congreso debería crear acceso a la residencia permanente para aquellos que establezcan un negocio que genere puestos de trabajo para  trabajadores estadounidenses. La ley actual sólo permite quedarse a los extranjeros que pueden invertir 500,000 dólares o más.

 

4. Eliminar los obstáculos para estudiantes extranjeros altamente capacitados. La ley de inmigración debería permitir a los estudiantes extranjeros en programas de postgrado (especialmente de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) para permanecer en los Estados Unidos después de su graduación.

 

5. Reconocer que el espíritu emprendedor de inmigrantes va más allá del ámbito de negocios. La póliza migratoria debería abordar este fenómeno mediante el establecimiento de categorías de visas que provean oportunidades para las personas con talento de todas las procedencias y estilos de vida. EC

Compartir

Más artículos de interes