Lic. Jess J. Araujo | 3 de agosto de 2012

El Congreso de Estados Unidos creó en el 2002 la visa U para inmigrantes indocumentados que son víctimas de ciertos crímenes. La ley también permite que las personas que tienen visas temporales de no inmigrantes tales como estudiantes, turistas y visitantes, reciban la Visa U. También, las víctimas de crímenes que se hayan ido de EE.UU. pueden solicitar una Visa U en sus países de origen, si cumplen los requisitos bajo la ley.

Algunos de los crímenes que califican para que las Visas U estén disponibles son: violación, violencia doméstica, explotación sexual, asalto sexual, servidumbre involuntaria, secuestro, restricción criminal, chantaje, tortura, incesto, prostitución, falso encarcelamiento, perjurio y otros.

Los solicitantes de Visas U deben proveer una Carta de Certificación de la agencia de la ley que demuestre que el inmigrante es víctima de un crimen listado que califica, y que él/ella está colaborando en la acusación.

La Visa U otorga un estatus legal temporal por 3 años y le permita al inmigrante solicitar la residencia permanente (Green-Card) y luego la ciudadanía de EE.UU.

Desafortunadamente, los enormes beneficios concedidos a las personas que obtienen una Visa U ha provocado una irresistible tentación para muchísimos inmigrantes indocumentados.

Los reportes indican que se han hecho reclamos falsos a la policía de crímenes y de ser víctima, con la esperanza de obtener Visas U.  Es un crimen hacer un reporte de policía falso.

Lo más grave es que cuando las falsas acusaciones tienen éxito, las personas inocentes son condenadas de crímenes que no cometieron y frecuentemente son enviadas erróneamente a la cárcel.

Personalmente he visto dos ejemplos de falsa acusación. Un caso involucraba una falsa acusación de abuso sexual criminal y el otro una falsa acusación de violencia doméstica. En ambos casos, la investigación reveló finalmente que los cargos eran falsos.

Las víctimas de las falsas acusaciones tuvieron que gastar miles de dólares defendiéndose de los falsos cargos y sufrieron una tensión emocional extrema, al saber que estaban en riesgo de ir a la cárcel por algo que ellos no hicieron.

Los reclamos y reportes falsos de crímenes hacen que la policía y los fiscales sospechen que aún las víctimas verdaderas puedan estar mintiendo. Solamente el uso justificado de este recurso mantendrá seguro el beneficio de la Visa U. EC

Lic. Jess J. Araujo, autor de la columna ¡No se deje!®

Compartir

Más artículos de interes