El presidente Trump dijo que estaría dispuesto a aprobar una reforma migratoria que beneficie a inmigrantes indocumentados que no hayan cometido delitos graves 

Justo antes de ofrecer su primer discurso ante el Congreso de los Estados Unidos, el presidente Donald Trump dijo a periodistas que estaría dispuesto a aprobar una reforma migratoria para proteger de la deportación a millones de indocumentados. “El momento es apropiado para un proyecto de ley sobre inmigración, siempre y cuando haya compromiso de las dos partes”, dijo Trump.

Contrario a la política de línea dura contra los inmigrantes desde su campaña presidencial y durante sus primeras semanas en la Casa Blanca, las cosas con Trump van adquiriendo un tono más conciliador, primero cuando Trump dijo que trataría a los “dreamers” con corazón, y ahora con lo que acaba de expresar respecto a una posible reforma migratoria.

Un oficial de la Casa Blanca comentó que el proyecto de ley permitiría el camino a la legalización de millones de indocumentados para que puedan vivir, trabajar y pagar impuestos sin temor a ser deportados, aunque esto no incluye una vía hacia la ciudadanía; este sería el punto clave para que el proyecto obtenga la aprobación de la mayoría republicana. Los que sí se verían beneficiados en este aspecto serían los llamados “dreamers”.

“Tiene que haber una negociación”, declaró el oficial, dando a entender que el proyecto de ley puede complacer tanto a la derecha más conservadora como a su contraparte. También dijo que el Presidente cree que el país está en una posición en la que puede aprobar una reforma migratoria integral después de décadas de fracasos. EC 

Compartir

Más artículos de interes