Los detenidos orinaron en la cara de un hispano en Boston y aplaudieron el discurso del precandidato republicano a la Casa Blanca sobre los inmigrantes mexicanos

Las palabras de Donald Trump de rechazo a los inmigrantes indocumentados parecen estar teniendo consecuencias negativas. De acuerdo a la policía de Boston, dos hombres la emprendieron a golpes con un mexicano y después le orinaron mientras alababan el discurso del precandidato republicano a la presidencia, que aseguró hace varias semanas que los indocumentados procedentes del país vecino son unos violadores y unos criminales.

“Donald Trump está en lo correcto”, dijo uno de ellos mientras golpeaba al mexicano. “Todos estos ilegales deben ser deportados”, unos testimonios recogidos por la policía de Boston. Los hombres fueron identificados como Scott Leader, de 38 años, y su hermano Steve, de 30. Ambos venían de un partido de béisbol de los Boston Red Sox cuando se encontraron con un vagabundo durmiendo cerca de una estación de tren.

Decidieron empiezar a orinarle en la cara y a golpearle, declarando ante la policía tras ser detenidos que lo habían hecho porque se trataba de un vagabundo, un indocumentado y un hispano. Sin embargo, el agredido no es indocumentado, trasladado poco después a un hospital por tener la nariz fracturada y heridas en las costillas.

Pese a la gravedad del incidente, Trump no se decantó por una condena explícita del incidente. Afirmó que era “una pena” que sus palabras hubieran desembocado en violencia, aunque agradeció el apoyo de los que piensan que está en lo correcto con su política migratoria. “Yo diría que toda la gente que me sigue son muy pasionales”, dijo el empresario metido en política. “Ellos aman este país y quieren que sea grande de nuevo”.

Mucho más enérgica fue la reacción del gobierno mexicano. Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores enviaron un comunicado en el que condenan “enérgicamente este hecho” y hacen un llamado “para que las contribuciones de la comunidad migrante a la economía, la sociedad, los valores y la cultura de Estados Unidos sean reconocidas y constituyan el eje de la estrecha vinculación entre nuestras sociedades”.

El rechazo constante a su actitud no ha logrado que Trump rectifique en absoluto lo declarado sobre los inmigrantes mexicanos, un factor que puede complicar mucho sus opciones en su camino a la Casa Blanca por la dificultad para hacerse con el voto hispano. Aún así, sus niveles de popularidad siguen creciendo con el paso de las semanas y sus rivales en el partido republicano ya han comenzado a tomarle en serio. Ya lidera las encuestas en Iowa y New Hampshire.

Más artículos de interes