La actriz y cantante puertorriqueña hace el papel de una maestra envuelta en una relación intensa pero peligrosa

Aunque sabe que sus películas casi nunca han estado en el radar de la temporada de premios, Jennifer López ha sabido mantenerse siempre en el escaparate, y con su aparición en la alfombra roja de los Globos de Oro del domingo pasado lo ha vuelto a demostrar cuando está a punto de estrenarse su última cinta como protagonista, “The Boy Next Door”.

Se trata de un nuevo thriller que añadir a su colección. Y poco más. Al final y al cabo es un producto de bajo presupuesto que no supera los cuatro millones de dólares y con todo el peso del cartel para la actriz de El Bronx.

De hecho, fue ella misma la encargada de seleccionar al actor que junto a ella, está en el núcleo de la trama, Ryan Guzmán, un joven latino con unas cuantas películas en su hoja de vida pero desconocido para el gran público. Guzmán, de origen mexicano, interpreta al vecino con el que el personaje de López tiene un affaire de una noche y que se acaba convirtiendo en un auténtico problema.

En poco tiempo, el amor fugaz se convierte en una obsesión por parte del vecino, y de ahí una secuencia de hechos poco alentadores para la protagonista. Pero más allá de la situación terrorífica en pantalla, tanto López como Guzmán aseguran haber tenido una buena química trabajando, con los consabidos rumores sobre su presunta relación lejos del rodaje ahora que López, a los 45 años, vuelve a estar soltera y sin compromiso.

Para la popular artista latina es la vuelta a la cartelera de medio mundo tras dos años de ausencia, justificados en parte por estar centrada en su faceta musical pero también por cuestiones personales. Su anterior participación en un filme fue con “Parker”, otro thriller de bajo perfil con Jason Statham como su coprotagonista.

En esta ocasión, López cree que es un proyecto muy ilusionante gracias al director, Rob Cohen, se empezaron a añadir elementos que no solo la convierten en una cinta con escenas propias de una película de terror, sino en “una montaña rusa de película” que además es emocionante. EC 

Compartir

Más artículos de interes