Jennifer Lawrence brilla en “Mockingjay: Part 1”, la tercera entrega de una franquicia que ya encara su final en dos partes

Se acerca el final de “The Hunger Games” con una tercera parte, “Mockingjay: Part 1”, aunque, como ya suele ser habitual con las franquicias de gran estruendo en taquilla, será un final lento, con dos partes para irse despidiendo poco a poco de los fanáticos y hacer historia con una recaudación memorable.

La fórmula, en este caso, es lineal, retomando la narración donde la dejó la segunda parte, “Catching Fire”, con Katniss Aberdeen como absoluta protagonista en la piel de Jennifer Lawrence, la actriz de moda en Hollywood. Después de haber salido con vida del vasallaje de los 25, la heroína y símbolo de la rebelión, es trasladada al distrito 13, que como anuncia el trailer, ha sido completamente destruido.

La joven se ha convertido en la única esperanza y la principal cabecilla por un mundo mejor, aunque también tiene en mente un propósito sentimental: salvar a su compañero Peeta Mellark, interpretado por Josh Hutcherson, de las poderosas garras del Capitolio.

Todo ello con la habitual parafernalia que ha envuelto a la saga desde el principio, con dos mundos opuestos entre los reprimidos de los distintos distritos y la opulencia y exageración del gobierno opresor. Además, la adaptación ha corrido a cargo de viejos conocidos de la franquicia. No solo repite Lawrence como protagonista sino Hutcherson y Liam Hemsworth como el mejor amigo de la infancia de Aberdeen y uno de los pocos supervivientes de la masacre en el Distrito 13.

También se han apuntado al final de fiesta Woody Harrelson, Elizabeth Banks y Donald Sutherland como el presidente Coriolanus Show, el tirano en todo esta trama. La gran novedad en el reparto es Juliane Moore en el papel de la presidenta Alma Collin, una aliada de Aberdeen en su lucha por lograr un mundo mejor para los suyos.

Es la primera parte del final del último fenómeno de Hollywood en lo que a sagas se refiere, un éxito atronador para sus principales implicados, empezando por su protagonista, una Lawrence que brilla con luz propia. EC 

Compartir

Más artículos de interes