“Suicide Squad” es la tercera película en el universo extendido de DC Comics, con mucha acción y adrenalina

Dentro del contundente y casi rutinario mundo de los superhéroes siempre hay excepciones y “Suicide Squad” es el perfecto ejemplo.

La cinta, escrita y dirigida por David Ayer, cuenta la historia de una agencia gubernamental secreta que recluta a un grupo de supervillanos para ejecutar una peligrosa misión a cambio de clemencia y para salvar al mundo de una complicada amenaza.

El reparto de este singular grupo de superhéroes es poderoso como el argumento y las escenas de acción de la película. Cuenta con un aún taquillero Will Smith en el papel de Floyd Lawton (Deadshot), con Jared Leto haciendo de Joker—ganador de un Oscar como mejor secundario en “Dallas Buyers Club”— y con la actriz de moda en Hollywood, Margot Robbie, la joven que dio el salto con su papel en “The Wolf of Wall Street”, de Martin Scorsese, y que acaba de estrenar “The Legend of Tarzan” haciendo de Jane.

También están Joel Kinnaman, conocido por su trabajo en la última temporada de “House of Cards”, Viola Davis haciendo de Amanda Waller, la agente gubernamental, Jay Hernández y Cara Delevigne, en una cinta que lleva en desarrollo desde 2009 y que causó furor tras su paso por Comic Con, la convención del comic en San Diego.

Smith aseguró que es feliz haciendo esa clase de papeles que exploran el concepto de “doble moral. En mi vida en general y en mi carrera, esa clase de roles me hacen crecer porque de alguna forma mi vida tiene que ver con vulnerabilidad y autenticidad”.

Para Smith esta no es “una película de buenos contra malos, sino de malos contra el mal, si existe una línea entre ambos. Hacemos cosas malas por cosas buenas en esta película, por lo que ha sido muy divertido explorar ese mundo”.

La cinta cuenta con el aliciente de la banda sonora, compuesta por el ganador de un Oscar Steven Price, que ya antes había trabajado con Ayer en “Fury”. El primer sencillo del álbum, “Heathens”, de Twenty One Pilots, salió al mercado el pasado 20 de junio.

Tras su paso por Comic Con, la esperanza es que pueda recuperar la millonaria inversión y que el público responda en un verano que de momento ha decepcionado a los estudios de Hollywood. EC

Más artículos de interes