Chris Evans es el protagonista de una cinta cargada de superhéroes, la número 13 de la saga Marvel

El universo Marvel vuelve a la carga con “Captain America: Civil War”, la demostración palpable de que el fenómeno de los superhéroes sigue más vivo que nunca pese a su omnipresencia, y con la expectativa de convertirse en otro estruendoso taquillazo antes de la cartelera de verano.

Se trata de la decimotercera entrega de Marvel y sus inmortales superhéroes, esta vez con “Captain América” al frente y la sorpresa agradable para Disney —propietarios de la marca— de ver cómo ha ido evolucionando uno de los personajes que en principio contaba con menos favor del público.

Con esta, ya son tres las cintas de la franquicia del superhombre creado por Joe Simon y Jack Kirby, pero con toda la carga y el aliciente que supone contar con otros mitos de esta saga entrecruzada como “Iron Man” (intepretado de nuevo por el millonario Robert Downey Jr.) y “La viuda negra”, con Scarlett Johansson en el papel de Natasha Romanoff. También son parte del equipo Bucky Barnes, también conocido como “Winter Soldier”, y “Black Panther”, una combinación de personajes que tienen que enfrentarse a otra misión complicada y de corte apocalíptico.

Aunque ya hemos visto en la gran pantalla infinidad de destrucción a nivel global y amenazas serias de acabar con la especie humana de un plumazo, los hermanos Russo (Anthony y Joe), que ya dirigieron la anterior entrega de Captain America, han vuelto a apostar por ese concepto del fin del mundo. Todo sucede un año después de los eventos de “The Avengers: Age of Ultron”, solo que esta vez hay conflicto entre ellos.

Los que antes fueran compañeros de aventuras en eso tan noble de salvar al mundo, ahora son almas enfrentadas, creando dos grupos separados entre los célebres Vengadores. El más notable de los conflictos los protagonizan Iron Man y el propio Capitán América, interpretado por Chris Evans.

En realidad, parece un concepto de moda en el mundo de los superhéroes después de lo visto en “Batman vs Superman“, una lucha de poder a poder entre dos mitos de los dibujos animados que ayudó a atraer público la primera semana de estreno, pero que después se fue diluyendo. EC

Más artículos de interes