Melissa McCarthy y Kristen Wiig encabezan esta vuelta a los orígenes de la popular saga

Hollywood adora las franquicias y los remakes, por lo que a nadie le extraña ya que se llevase años hablando de una nueva entrega de los famosos “Cazafantasmas”, aunque el formato resultante sea un tanto diferente del que había imaginado una inmensa mayoría, con mujeres al frente.

Es una forma original de volver, una vez que se supo que Bill Murray, el protagonista de la dos primeras cintas de “Ghostbusters”, no estaba dispuesto a repetir su rol persiguiendo espectros malignos por todo Manhattan. Así que la vuelta de tuerca la ha encabezado un maestro de la comedia como Paul Feig, que en 2011 se sacó de la manga una cinta como “Bridesmaids” que revolucionó el mundo de las comedias femeninas.

Ese título marcó un antes y un después en las carreras de Kristen Wiig y Melisa McCarthy, que desde entonces se han convertido en protagonistas de un buen número de cintas y trabajos en televisión. Por eso surgió la idea de repetir la fórmula convirtiéndolas en las nuevas cazadoras de fantasmas, en la que puede ser una de las películas del verano en lo que a recaudación respecta.

Para completar el cuarteto que marcó la cinta original de 1984, se han sumado Kate McKinnon y Leslie Jones, con un argumento que al final desemboca en una situación parecida a la del filme clásico, con las cuatro luchando contra espectros en la ciudad de Nueva York y con un tono cómico que va más allá incluso que la propuesta de Ivan Reitman.

El comienzo se centra en Erin Gilbert (Kristen Wiig) y Abby Yates (Melissa McCarthy), dos científicas que escriben un libro sobre la existencia de fantasmas que despierta burlas en el entorno académico. Eso hasta que los fantasmas hacen acto de presencia y entonces se unen a una ingeniera nuclear y una trabajadora del metro de la ciudad para acabar con la cadena de espectros.

Toda esa trama es la culminación de años de producción y rumores, algunos que hablaban del personaje de Murray transformándose en un fantasma y otros en los que ubicaban a los cazafantasmas en el mismísimo infierno. En 2014 se terminó de aclarar el panorama y se decidió que fuera Feig el encargado de esta suerte de continuación. EC

Más artículos de interes